MENU
BB-BETIS

El Surne BB se queda sin play-offs en la prórroga y el Bidaideak Bilbao BSR acaba cuarto

(FOTO: acb Photo – A Arrizabalaga)

El Surne Bilbao Basket ha cerrado la temporada 21/22 con una derrota en el Bilbao Arena ante el Coosur Betis que le deja sin el premio de poder luchar por el título. Sin embargo, los objetivos planteados para este curso para los de Álex Mumbrú están más que cubiertos. Por su parte, el Bidaideak Bilbao BSR ha cerrado la temporada con victoria en el derbi ante el Zuzenak y firmando un cuarto puesto liguero, a tan sólo una victoria del campeón, el AMIAB Albacete.

SURNE BILBAO BASKET 98 – COOSUR BETIS 99

El Surne BB se ha despedido de la temporada este sábado al caer ante el Betis por la mínima y en la prórroga. No dependía de sí mismo el equipo bilbaíno para acceder a la lucha por el título pero la jornada unificada se iba desarrollando por los cauces que le convenían a los bizkainos con las derrotas de Gran Canaria y UCAM. Ahora faltaba culminar la gesta con lo que sí estaba en manos de los MIB, la victoria ante el Betis.

Con ganas y motivados se mostraron los bilbaínos desde el inicio, 15-2 en poco menos de 7 minutos dejaban claras las intenciones del Surne. Reaccionaron los sevillanos que fueron haciendo la goma todo el choque. Ventajas locales de 9 puntos eran recortadas con parciales por parte del Betis. Los andaluces incluso se pusieron por delante en el último cuarto. Inglis y Delgado consiguieron que el choque se reequilibrara. Entonces Rafa Luz tuvo en su mano la victoria, pero los errores en los tiros libres y el rebote ofensivo del base brasileño al triple lejano de Goudelock en el que el balón no quiso entrar, llevaron el choque a la prórroga donde Evans ejecutó a los nuestros.

Lástima de no poder prolongar la campaña disputando los play-offs pero sin duda que el objetivo de la temporada está más que cubierto, la salvación se logró hace varias jornadas y los de Álex Mumbrú han sido capaces de reponerse a un mal inicio para ir de menos a más y acabar teniendo opciones de estar entre los 8 mejores hasta el último instante de la Liga Regular.

FUNDACIÓN VITAL ZUZENAK 43 – BIDAIDEAK BILBAO BSR 75

Cuando un equipo se juega subir al pódium de un campeonato y otro salir de las posiciones de descenso se espera un partido intenso y vibrante. Se vislumbraba que ambos equipos iban a salir con el cuchillo entre los dientes e hicieran de cada jugada un asalto final, pero lo cierto es que nada de eso se vio en el Ariznabarra de la capital alavesa porque desde el primer momento la superioridad del Bidaideak fue tan notable, que el interés del partido se desplazó a otros escenarios.

Antaño hubiéramos dicho que fue tarde de transistores, hoy de búsqueda continua de datos en la web de la federación. Los bilbaínos rastreando los resultados de Amiab, Mideba y Gran Canaria, con la mínima esperanza de que un tropiezo de los dos primeros les igualara a puntos o de que una derrota del tercero les permitiera subir a la última plaza del cajón de los mejores. Por su parte, los gazteitarras miraban de reojo el luminoso del UCAM Murcia contra Las Rozas en el que una victoria de los primeros les garantizaba salir del descenso directo. La verdad es que los bizkainos sabían de la casi imposibilidad de que la carambola se produjera y con los primeros parciales de los encuentros en liza la descartaron totalmente. Más emoción hubo en Murcia donde el equipo local a 5 minutos del final tenía una cómoda ventaja sobre Las Rozas que hacía sonreír a los vitorianos, que, sin embargo, tornaron en incredulidad cuando conocieron del resultado final con la victoria de los visitantes que obliga, si o si, a ganar a Burgos para  seguir en división de honor la próxima temporada.

En Vitoria-Gasteiz la duda expresada por algunos de un posible biscotto se disipó desde el pitido inicial. Ya lo había anunciado el presidente del Bidaideak “no somos neutrales en el deseo de que un equipo vasco hermano siga en la división de oro del bsr estatal, pero no cabrá duda de que dejaremos que sean las leyes del baloncesto las que diriman quienes se merecen seguir en ella en la 22-23”. Y en cuanto se lanzó la pelota al aire en el primero de los segundos del encuentro, el baloncesto dictó sentencia. Zuzenak no podía aguantar ni el ritmo de los bizkainos ni contraponer armas para evitar la superioridad manifiesta que en la pintura demostraban aquellos.  El luminoso se reproducía a doble velocidad a favor de los de Adrián Yáñez que en al finalizar el primer parcial vinieron a liquidar el encuentro con un 24 a 9  a su favor.

Cierto es que tras el primer parón se dio una ralentización en el ritmo de los bilbaínos, que aprovecharon los gazteitarras para reducir en dos la diferencia al llegar al descanso.  Pero del vestuario salieron con mucha más confianza y energía los visitantes y en los siguientes 10 minutos pasaron literalmente por encima de los locales que empezaban a sentir que era contra Burgos donde debían canalizar sus energías. Con un +15 al llegar al minuto 30 (33-61), el partido estaba literalmente sentenciado y el tiempo hasta el final, con todos los movimientos de quintetos posibles por parte de ambos equipos, fue liviano hasta en el transcurrir del segundero.