MENU
MIKEL-TORRE

Mikel Torre: “Ascender a Liga EBA le da un empaque al proyecto que veníamos buscando”

Un rápido vistazo a los resultados de los equipos de cantera de Fundación Bilbao Basket basta para advertir que el trabajo va por buen camino: los infantiles han quedado subcampeones de Bizkaia en cadete especial, el cadete liga vasca ha quedado campeón de Euskadi, el junior subcampeón y el senior de 1ª Nacional ha ascendido a Liga EBA. Aprovechamos esta última circunstancia como novedad principal para entrevistar a Mikel Torre, entrenador del equipo ascendido y cabeza visible del proyecto de cantera.

En primer lugar, hay que felicitarte por el éxito personal de haber sido galardonado como el mejor entrenador de la 1ª Nacional Masculina y por el colectivo del ascenso. ¿Qué supone este paso adelante para la estructura de Bilbao Basket?

Muchísimas gracias por ambas cosas, por supuesto. Ascender a Liga EBA le da un empaque al proyecto que venimos buscando. Queremos que los chicos que están con nosotros tengan la oportunidad de competir en una liga en la que hay muchos jugadores de nivel. En ese sentido, esta competición es una liga muy adecuada para nuestros jugadores jóvenes y sí que es cierto que era uno de nuestros objetivos a corto plazo dentro del proyecto.

La expectativa con el grupo que lograsteis formar en verano dista mucho del resultado final, ya que el objetivo en ese momento no era el ascenso. No obstante, un gran trabajo y una gran mejora os colocaron en posición de soñar y lo hicisteis…

El año pasado nos quedamos a tres minutos de poder quedar primeros de la 1ª Nacional y nos ganó Leioa con todo merecimiento, logrando el ascenso a EBA. En ese momento, nosotros invitamos a bastantes jugadores a volar ya que creíamos que tenían que salir del proyecto para seguir creciendo y ver otros equipos y otros entrenadores. Dentro de esa idea de continuidad, han venido algunos jugadores con muchas ganas y se han sumado a los juniors, que han aportado gran energía y lo han hecho muy bien. Sabiendo que la liga nacional es una competición en la que la veteranía es muy relevante y es algo que nosotros echamos en falta, a nivel físico y técnico hemos podido estar bien y lo hemos solventado con las ganas de prácticamente veinte jugadores, que son los que han formado el bloque entre los juniors y los seniors. Ese grupo de trabajo ha funcionado bien también gracias a Eneritz, Ibón y Barandalla, que han hecho un gran trabajo con los juniors.

¿La idea del proyecto con este salto sigue siendo apostar por el jugador bizkaino y desarrollar sus capacidades o puede cambiar?

Claramente sigue siendo la apuesta por el jugador bizkaino. Desde que comenzamos el proyecto apostamos por el talento del territorio, teniendo claro que aquí el fútbol está por encima de todo. La estadística de que tres de cada cinco niños hacen fútbol es realmente abrumadora. Lo que queremos intentar es dar las herramientas para que los chicos que tengan el talento y que piensen en dar un paso más puedan disponer de ellas en casa y no tengan que salir. Estamos dando pasos poco a poco para ir mejorando.

A nivel general, la trayectoria del Club en su proyecto de cantera goza de una gran salud. El equipo infantil ha firmado una gran participación en la cadete especial, sumado al triunfo muy contundente del cadete A en el Campeonato de Euskadi y el subcampeonato del junior, que ha logrado dos victorias en el Campeonato de España. Todo ello redondeado por el ascenso a Liga EBA. Es para estar contentos, ¿no?

La verdad es que sí. Dentro de nuestros objetivos es evidente que encontramos la idea de competir al máximo como equipo, porque realmente el principal es que cada uno de los jugadores acabe la temporada mejor de lo que la ha iniciado. De esta manera, creemos que es muy importante tener la mayor experiencia competitiva posible en el máximo nivel para llevar a cabo esa mejora. Hemos tenido la suerte este año de que los resultados han acompañado; subcampeones de Bizkaia en cadete especial con el infantil, campeones de Euskadi con el cadete, subcampeones con el junior y el ascenso del nacional. En cuanto a resultados, no se puede pedir más. En los Campeonatos de España, hemos sufrido en cadete y hemos registrado por primera vez dos victorias en este torneo con el junior. De esta manera hemos podido ver con más claridad cuál es el nivel, porque hemos jugado contra el Barça, el Gran Canaria y Murcia. Además, nuestra estructura de formar los equipos con la mitad de los jugadores de primer año y la mitad de segundo también condiciona a la hora de evaluar objetivos competitivos como los que pueden tener otras canteras. Algunas veces te sacan del campo, pero esto entra dentro de la formación también. Que los chicos tengan la posibilidad de disputar dos campeonatos de España por categoría entra dentro de los objetivos también por la experiencia de alto rendimiento…

Vuestro ascenso, unido al de Tabirako a Liga EBA y el de Santurtzi a LEB Plata desvela un panorama absolutamente distinto al que hemos vivido en los pasados cursos. ¿Piensas que hay suficientes jugadores como para completar estos equipos en Bizkaia?

Creo que es evidente que es casi imposible que únicamente jugadores bizkainos completen todos los huecos de estos cinco equipos. Pero esta situación da la oportunidad a muchos jugadores que puedan tener el nivel de participar en estas ligas de hacerlo y competir sin tener que marcharse de aquí. Vamos a ver qué tal va… Comparándonos con Gipuzkoa, siempre hemos estado por debajo en número de equipos en categoría FEB pero poco a poco nos vamos acercando, y eso quiere decir que se está haciendo un buen trabajo en la base. Otra de las consecuencias de nuestro trabajo es que jugadores que salen de nuestro proyecto puedan alimentar o volver a los equipos de los que procedían u otros de categoría superior, claro. Eso viene bien y nutre al resto del baloncesto bizkaino.

Mikel, a nivel personal el hecho de haber podido ascender con el equipo que entrenas y ser reconocido como el mejor coach de la categoría no puede sino generarte satisfacción.

No te voy a mentir, la verdad es que sí. Aunque parezca un topicazo, es realmente imposible personalizar el proyecto en mí aunque yo pueda ejercer labores de dirección. Claramente hay un equipazo por detrás que hace un trabajo que no se ve, tanto en la cantera como en el Club, dirigidos por Rafa Pueyo… Creo que es un trabajo grupal al que le estamos dando la importancia debida desde el club, y por ahí tengo que agradecer el hecho de que las cosas han salido, y cuando hay resultados en el deporte parece que las cosas se hacen mejor que cuando la pelota no entra. Aún así, el trabajo sigue estando y tenemos clara la línea de trabajo.