MENU
JULEN-BERROCAL2

Julen Berrocal: “No estamos teniendo la suerte que quizás en otros momentos hemos tenido”

Aprovechamos la previa de un encuentro clave como el GDKO Ibaizabal – Maristas Coruña de este próximo fin de semana para pulsar el estado de salud del conjunto de Galdakao de la mano de su técnico Julen Berrocal. Diversas situaciones han conducido al equipo verde a encontrarse actualmente en una mala posición clasificatoria, pero el preparador durangarra insiste en la unión del grupo y en la buena dinámica de trabajo como cimientos para empezar a sumar victorias y lograr el objetivo de la permanencia.

Ibaizabal este año no lo está pasando bien, es evidente. Mirando a la clasificación, vemos a un conjunto histórico como el galdakaoztarra en los últimos puestos. ¿Cómo lo estás viviendo?

Es una temporada muy complicada. Estamos teniendo incluso más mala suerte de la que creo que nos merecemos. El grupo está trabajando muy bien, pero no estamos teniendo la suerte que quizás en otros momentos hemos tenido. La verdad es que creo que hicimos una buena plantilla en pretemporada, con un buen trabajo a nivel de fichajes, pero hemos tenido la mala fortuna de perder a Tamara Montero en la cuarta jornada de la campaña, que es posiblemente la mejor jugadora de la categoría. Después, perdimos en pretemporada a Melissa Rondinelli, llamada a ser nuestra ala pívot titular, que se marchó a vivir a Albacete con su marido después de ser profesional durante muchos años. Tuvimos que reorganizar los roles del equipo, y dar peso a jugadoras que a priori no iban a contar con un papel tan importante, y estas han respondido bien. La jugadora que queríamos para hacer el ‘cinco’ titular llegó tarde por tema de visados y además no lo hizo como esperábamos. Parece que ahora, con la llegada de Covanne, hemos acertado en el cambio. Debemos ser autocríticos, y obviamente algo habremos hecho mal para encontrarnos en esta mala situación clasificatoria. Aunque me gustaría repetir que el equipo no está, para nada, en una mala dinámica de entrenamientos y de trabajo. Quizás no hayamos acertado del todo en la confección de la plantilla, en plantear el equipo a nivel técnico-táctico o a nivel de entrenamientos, pero no lo sé a ciencia cierta y estamos en la pelea.

En ese reajuste de los roles de la temporada, llaman la atención las extraordinarias actuaciones de Julene Royale y Olaia Arenas, ambas aún juniors, que han dado un paso adelante y lo están haciendo muy bien con el primer equipo… Julene es, incluso, la máxima anotadora del equipo en la actualidad.

Nos encontramos en una situación muy compleja de reestructuración de plantilla, porque no es nada sencillo tener que estar cambiando jugadoras y sus roles. Han sido muchos cambios en poco tiempo. Con ellas dos ya teníamos claro que iban a ser muy importantes esta temporada, pero lógicamente quizás no tanto como lo están siendo a causa de los cambios. Estamos extremadamente felices del nivel que están dando en el día a día y de su compromiso, porque además están en 2º de Bachiller y ambas necesitan buenas notas para llevar a cabo sus estudios. Su trabajo y compromiso con nosotros y con el junior y senior de Gernika son muy grandes. Estamos muy contentos con todas, pero concretamente ellas están trabajando como jabatas y así pueden llegar muy lejos.

¿Cómo te planteas lo que queda de temporada?

No queda otra que pensar partido a partido. Es verdad que pensábamos que íbamos a estar muchísimo mejor ahora, pero hemos llegado a un punto en el que todos los partidos son ‘match-ball’. Por ejemplo, este próximo encuentro ante Maristas Coruña es importantísimo, porque de perder nos meteríamos en un agujero negro. Tenemos que pelear por todos los encuentros al máximo para mantener este equipo en donde se merece el pueblo y el club de Ibaizabal. El equipo trabaja muy bien, y estamos cambiando pequeñas cosas para sacar el máximo rendimiento al conjunto aunque aún creo que no se está manifestando lo suficiente.

Habéis dominado bastantes partidos que habéis acabado perdiendo posteriormente por atascos que no habéis podido salvar y finales ajustados. ¿De qué manera afrontas tú personalmente esta situación de quedarte cerca de la victoria?

Te mentiría si te dijese que es fácil, porque es muy complicado. Estas situaciones te hacen estar muy preparado mentalmente y ser fuerte. El hecho es que si tú no eres capaz de ser fuerte, luego no vas a poder transmitir esa fuerza y esas ganas de darle la vuelta a la situación. Has de intentar ser positivo en momentos complejos como los viajes de vuelta tras perder o el hecho de afrontar lunes tras lunes situaciones negativas, con las circunstancias propias de cada partido. Hemos jugado partidos completos, jugando relativamente bien, en los que hemos perdido al final. Tenemos que intentar ser positivos y el mensaje es evidente: trabajamos bien pero si estamos así ahora es porque quizás no lo estemos haciendo suficientemente bien. Queremos mejorar para intentar tener opciones y seguir luchando. Ya estamos pensando a tope en el partido del fin de semana, en ser generosos jugando y entrenando y en llevar a cabo el plan de partido para sacar el tercer triunfo de la campaña.

¿Os planteáis a día de hoy hacer algún otro movimiento en la plantilla o queréis terminar con las jugadoras actuales?

Al 99’99% vamos a intentar sacar la situación con el equipo que tenemos ahora. Sí que es verdad que tenemos bastante gente tocada importante, pero tenemos un grupo en el que confiamos muchísimo con mucho sabor a baloncesto bizkaino, que era también lo que queríamos este año. Nuestra intención era darle reconocimiento y visibilidad al trabajo del baloncesto bizkaino y de nuestra cantera y en principio acabaremos la temporada con esta plantilla.

El equipo está formado por algunas jugadoras más veteranas pero también por el denominador prácticamente común de la juventud. ¿Está funcionando esa simbiosis que buscabais?

Era el objetivo que teníamos. Que las veteranas ayudasen a la gente joven a que conozcan el grupo y la categoría, pero por encima de todo que disfruten del baloncesto. Creo que este grupo, a pesar de lo complejo de la situación, está muy unido. Las jugadoras que no conocían la liga lo están haciendo muy bien en su primera experiencia y están conociendo una liga tan dura como la nuestra con unos viajes que desgastan mucho. La verdad es que creo que han asimilado bien lo que es Ibaizabal y la Liga Femenina 2.

El tema de los viajes merece capítulo propio…

Es lo más complicado de todo; invertir tiempo en situaciones extradeportivas que no tengan que ver con entrenar. Cambios de fechas, horas, transporte en cada desplazamiento… Muchísimas horas de carretera después de partidos, además en nuestro caso con derrota… Y quiero agradecer profundamente en este momento a aquellos que nos acompañan en los viajes y nos echan una mano, por ejemplo conduciendo las furgonetas como Juanjo Arenas, Alberto de la directiva, Nicola Zalduegi u otros miembros del staff técnico. No es nada fácil realmente hacer ese trabajo y conducir una furgoneta mientras todo el mundo va en silencio por haber perdido o dándole vueltas a esta mala situación. Creo que la FEB no se está portando nada bien en cuestión de organización de grupos, cambios de protocolo… y nos va complicando mucho el día a día del equipo.

JULEN-BERROCAL3