MENU
IZASKUN-GARCIA

Izaskun García: “Tengo ganas de jugar en Maloste, porque me siento querida y me encanta jugar allí”

190 partidos en la máxima categoría del basket nacional femenino. 190, ni más ni menos, para la bizkaina con la cifra de partidos más alta disputados en la élite, Izaskun García. Serán 191 este sábado y se cumplirán ante el Lointek Gernika, en un derbi en el que vuelve a retornar a casa y a enfrentarse a un equipo con el que ascendió a Liga Femenina. Aprovechando la coyuntura charlamos con Izaskun García de su trayectoria, la lesión que le ha tenido dos meses y medio fuera de las pistas esta temporada, la liga y la actualidad de Araski.

Para una bizkaina y canterana gernikarra que actualmente milita en las filas del Kutxabank Araski y que se enfrenta al equipo de su tierra, Lointek Gernika, este fin de semana… ¿cómo es volver a casa?

Al principio sí que fue más duro, pero ya llevo cinco años en Araski y voy con ganas de jugar en Maloste. Creo que es uno de los mejores campos y una de las mejores aficiones de la liga, y encima me siento querida y me encanta jugar allí a pesar de llevar tiempo fuera.

190 partidos, que se dice pronto, en la Liga Femenina Endesa. No sé si cuando empezó todo y arrancaste pensaste en algún momento que serías la jugadora bizkaina con más partidos en la máxima categoría…

Pues no, y tampoco lo sabía. Me ha hecho ilusión pero también me he dado cuenta de que ya no soy muy joven… (risas). La verdad es que es una cifra muy ilusionante y tengo ganas de seguir aumentándola, porque creo que me quedan los mejores años. Es una etapa muy diferente, en la que tenemos otra edad y vemos las cosas de manera muy distinta a cuando yo jugaba en Gernika o era más joven.

Y esa cifra no ha podido crecer aún más porque este año has tenido problemas físicos que te han impedido estar con el equipo. ¿Cómo te has encontrado a la vuelta?

He estado dos meses y medio parada totalmente. No podía correr ni hacer ningún esfuerzo aeróbico, y para mí ha sido difícil porque soy una jugadora explosiva y que juego mucho con mi físico. Tenía miedo a volver a empezar, pero María justo tuvo unas molestias en el tobillo y lo que iba a ser progresivo se transformó y volví de golpe. Estoy contenta porque el cuerpo respondió bien y esta semana he recuperado, pero todavía me queda aunque poco a poco voy cogiendo ritmo. Nunca había estado tanto tiempo parada por una lesión y además fue producto de la mala suerte y un resbalón. Ha sido duro porque siempre pensamos que era menos de lo que posteriormente ha sido. Al principio que sería para dos semanas, después vimos que era más serio… El hecho de ponerse fechas ha sido lo más complicado. Pero somos deportistas, es lo que nos toca y puedo estar contenta del apoyo que he recibido de todos. Coges con más ganas lo bueno después de lo malo.

Nos remontamos ahora un poco al pasado: en la actualidad tenemos ya en Bizkaia como cotidiana la aparición constante de Lointek Gernika, que se ha asentado y parece un equipo que lleva toda la vida en la élite. No obstante, no todo ha sido fácil en el baloncesto ni masculino ni femenino en Bilbao y Bizkaia y tú, por ejemplo, ascendiste con Gernika a LF1. Actualmente tenemos en el panorama vasco a tres equipos muy asentados en la liga,  y muchas jugadoras que dan pasos adelante y que se han asentado en la liga, como es tu caso, desde el País Vasco.

Además son tres equipos asentados y que siempre luchan por estar arriba. No son equipos que suelan estar en riesgo de descenso, sino de mitad de tabla para arriba. Considero muy importante ese trabajo que se hace por detrás en los clubes para poder mantener la estabilidad. Y en cuanto a Gernika, se trata de un proyecto que siempre ha trabajado con la cantera y así podemos ver a Itziar Ariztimuño y los minutos progresivos con los que está contando Marta Alberdi. Siempre confían en la gente de Bizkaia, y estoy muy contenta particularmente con Itziar, que lleva ya también 135 partidos y que no para de crecer, desde que jugué con ella…

¿Cómo ves esta Liga Femenina Endesa?

Todos los años hay tres equipos que destacan: Girona, Avenida y Valencia. Es lo normal a pesar de que alguna vez puede haber sorpresas y que se meta algún equipo. Para mí, la diferencia con respecto a anteriores temporadas, es que antes podías pensar y acertar en quién sería el equipo que descendería y este año no está nada claro. Creo que todos podemos ir para abajo o estar en la Copa. A fin de cuentas, creo que quitando a los tres de arriba todo se ha igualado mucho; los más débiles se han reforzado y se han puesto a la altura de mitad de tabla.

¿Cómo encaráis el partido del fin de semana contra Lointek Gernika?

Todos los que estamos igualados en la mitad de la tabla sabemos que cada partido es una final por conseguir nuestros objetivos. Sabemos que quedan seis partidos para entrar en la Copa, y este va a ser uno de los importantes porque estamos en situaciones clasificatorias similares. Lógicamente, todos queremos estar en Madrid.

Tras cinco temporadas en Vitoria, ¿qué opinión tienes de la plantilla confeccionada este año? ¿Qué destacarías?

Yo creo que es una de las mejores plantillas que hemos tenido en las últimas temporadas. Hay bastantes nuevas jugadoras, pero se han acoplado muy rápido al juego del equipo y a lo que quiere conseguir Made con este año. Creo que aún tenemos margen de mejora, porque hemos tenido mala suerte con las lesiones y hay varias jugadoras que se han perdido algunas semanas. Ha sido un comienzo complejo para generar unión y para poder progresar como equipo, pero creo que estamos dando pasos adelante hacia ese objetivo y que veremos un Araski todavía mejor en la segunda vuelta que en la primera.

¿Por dónde crees que irá el derbi de este fin de semana?

No solo por ser dos equipos parejos sino por ser un derbi y lo especial que es, ojalá que esté igualado. El que mejor haga las cosas ganará, y además Gernika este año vuelve a tener un equipo muy potente y que nunca baja los brazos. Creo que el partido se decidirá en el último cuarto y será un partido bonito. Espero también que haya un ambiente especial, como siempre que hay derbi.