MENU
EK-LF2

EK LF2: HGB Ausarta Barakaldo y GDKO Ibaizabal no pueden con el Azkoitia Azpeitia ISB

(FOTO: ESF)

Este fin de semana se ha disputado la Euskal Kopa de LF2 en Beasain, en modo de triangular y con dos equipos bizkainos en liza. Sin embargo, ni HGB Ausarta Barakaldo ni GDKO Ibaizabal han podido con el gran favorito, el Azkoitia Azpeitia que fue a la postrr quien se proclamó campeón.

El viernes arrancó la competición con el HGB Ausarta Barakaldo poniendo contra las cuerdas a las gipuzkoanas. Pese a las muchas ausencias con las que contaban las de Alberto Cea, las fabriles se recuperaron de un titubeante inicio y a base de triples y con una gran Niski como referente ofensivo las bizkainas voltearon el marcador y llegaron con ventaja, 45-51, al final del tercer cuarto. En el tramo final la solidez del Ausarta tuvo continuidad hasta a 3 minutos del final cuando campeaba en el marcador un interesante 55-64. Hasta ahí llegaron las fuerzas fabriles. Entonces parcial de 9-0 con larga serie de tiros libres gipuzkoanos para empatar la contienda a 64. En el tiempo extra el ISB estuvo más entero y se llevó el triunfo, 79-72.

En la segunda jornada entraba en juego el GDKO Ibaizabal. Derbi bizkaino en Beasain que se acabó apuntando el conjunto galdakaoztarra por 57 a 62. El HGB, corto de efectivos, pagó caro el esfuerzo de la jornada anterior y aunque dominó el choque en su primera mitad (40-34 al descanso), Aldekoa cogió las riendas del GDKO en la segunda parte para voltear el marcador a la vez que atrás, las de Urreta, cortaron en seco el camino del aro fabril. El parcial de 4-21 se antojaba definitivo pero el Ausarta sacó carácter para reengancharse al partido con Fernández muy acertada (55-58). Pero en los instantes finales faltó gasolina para culminar la remontada y evitar la derrota. Triunfo para Ibaizabal que se plantaba en la tercera jornada con opciones de hacerse con el título.

Y ya en la jornada dominical el GDKO Ibaizabal se medía al Azkoitia Azpeitia en lo que venía a ser una final ya que el ganador de ese encuentro se proclamaría campeón de la Euskal Kopa. Desde mediado el primer cuarto hasta el minuto 34 de encuentro el marcador estuvo liderado por el conjunto de Julen Berrocal. Equilibrio en el juego con Montero tirando de galones y la máxima diferencia que llegó a ser de 15 puntos en los primeros compases de la segunda mitad. El ISB se rehizo, Ibaizabal sufrió pero pudo recuperar el tono, eso sí, la línea ascendente gipuzkoana se hizo prevalecer. Victoria para el Azkotia Azpeitia por 56 a 63 y título copero para ellas.