MENU
MIKEL-TORRE

Mikel Torre: “Seguimos en crecimiento, pero ahora queremos hacerlo en calidad y no tanto en volumen”

El director de cantera del Bilbao Basket analiza el estado de salud del proyecto iniciado hace ya tres temporadas y que ha aumentado en volumen y en calidad. Los ‘miniMIB’ buscan continuar creciendo en mitad de una temporada accidentada en la que la clave es la adaptación constante. Dos grandes noticias han llegado en las últimas semanas para ellos: la victoria del cadete ante el Fundación 5+11 Baskonia y la clasificación matemática del senior de 1ª Nacional para la fase de ascenso a Liga EBA. Hablamos de todo ello y mucho más con Mikel Torre.

¿Cómo evalúas el estado de salud de la cantera Bilbao Basket? Comenzasteis con dos equipos y ahora ya sois cuatro…

El objetivo con el que iniciamos la cantera fue poder trabajar con el talento bizkaino y de alrededores y poder trabajar con un mayor toque de calidad, dándole un plus a la gente que quiere un poco más. De momento estamos creciendo, aunque nuestro objetivo es hacerlo en calidad y ya no en volumen.

Este trabajo ha hecho que, como consecuencia directa, hayamos presenciado diversos debuts de jugadores canteranos con el primer equipo.

Es consecuencia del trabajo y de la apuesta del club. Creo que son ya seis los jugadores que han debutado ya con el primer equipo de manera oficial y otros tres en otro tipo de encuentros. Si la cantera no estuviese, difícilmente se habría podido dar esta situación. Creo que para los chavales es una gozada, poder verse en el banquillo en un encuentro en ACB o hacer incluso el calentamiento en un partido de competición europea…

¡Y qué pena que esto no lo haya podido ver el público de Miribilla!

Todo el mundo lo está echando de menos, por supuesto. Para el primer equipo fundamentalmente, que son los que más lo están notando. Bilbao es una de las plazas en las que más se aprieta desde el público y la afición y se está notando. Por nuestra parte, lógicamente también lo echamos de menos pero lo que es claramente deficitario es lo que lo echan en falta los jugadores del cuerpo técnico.

¿Cómo os ha afectado la situación pandémica en el trabajo diario de la cantera?

Nos hemos tenido que mover de instalaciones más de la cuenta. Con el simple hecho de reducir los horarios una hora producto del toque de queda todo ha cambiado mucho. Esta circunstancia nos ha obligado a realizar acuerdos con el colegio de Pureza o el de Fátima, además de pasar por el polideportivo de Artxanda, La Casilla y ahora Miribilla, que es una gozada. También estuvimos algún día en el polideportivo de Berango, intentando rascar de donde se puede para hacer y sumar más horas de entrenamiento.

Hablamos concretamente de los infantiles… ¿Qué te transmiten los jugadores? Podemos estar ante un año perdido para esta generación.

Para esta generación está siendo muy duro, ya que llevan más de un año sin competir. Tampoco han realizado entrenamientos de contacto en número real por las limitaciones de espacio y numéricas de jugadores. Estamos aprovechando para trabajar mucho la técnica individual pero todo el mundo sabe que los jugadores necesitan competir y estar inmersos en la dinámica de juego.

Están deseando jugar, pero los más pequeños se adaptan muy rápido a todo. Si les dices que han de cambiar las circunstancias o condiciones del entrenamiento se van a adaptar rápido y lo cogerán con la misma ilusión. Es algo más complicado para nosotros y para los entrenadores, que buscamos relanzar y adaptarnos constantemente a los cambios en nuestras planificaciones. Los chavales echan en falta competir con otros equipos, es evidente.

Hace poco publicabais en vuestros canales oficiales la convocatoria de entrenamientos a puertas abiertas en el colegio Fátima en la categoría infantil. ¿Cuál era el objetivo de esta acción?

El objetivo era ver a una generación que no habíamos podido ver (la del 2009 y 2010). Teníamos la idea de comenzar a verles y de momento el balance es positivo y pensamos repetir próximamente. Hay muchos jugadores que no habíamos visto, otros que han empezado a jugar recientemente… Está siendo un año también diferente en cuanto a la captación y tratamos de adaptarnos.

Subimos un peldaño para hablar del equipo cadete. El otro día nos dieron una gran noticia con la victoria ante el invicto Fundación 5+11 Baskonia…

Sí, la verdad. Fue un gran partido en el que jugaron increíble. Llevan una línea de trabajo muy buena y a la vez particular, porque es un equipo bastante uniforme en cuanto posiciones y no hay roles muy marcados. Lógicamente es un equipo formado por mitad de jugadores de primer año y mitad de segundo, ya que así hemos estructurado la cantera, y cuando jugamos contra conjuntos formados por la mayoría de segundo año podemos sufrir. Compitieron cara a cara y hubo momentos de partido con gran baloncesto…

El junior también está realizando una buena temporada en Liga Vasca.

Sí, aunque con respecto a Baskonia es algo más complejo porque los becados aumentan y se nota mucho físicamente. Se trata de una generación que realiza un gran trabajo diario, entrenando muy muy bien. Pero lo más importante es que nosotros estamos contentos de que están creciendo mucho individualmente y además ayudan al senior de 1ª Nacional. Para ellos es muy enriquecedor poder complementar a un equipo senior que este año ya cuenta con ocho fichas de la categoría, no como el año pasado en el que competíamos con todos los juniors. Los juniors que suben tienen mucho hambre y meten mucha energía, haciendo más competitivo al equipo.

Hablamos precisamente del equipo senior. A pesar de que este año ya contáis con jugadores de la categoría, seguiréis siendo los más jóvenes, pero os habéis metido en la fase de ascenso a Liga EBA. Y será un plus contar también con Iñigo Betolaza, ¿no?

El mero hecho de estar en rutina con el primer equipo como han podido estar Beto, Miguel Ruiz, Unai Barandalla o Iñigo Pedrosa se nota mucho en el ritmo, sobre todo físicamente. Ahora mismo tenemos a Beto, que ha estado todo el año con el primer equipo, y que está por encima en cuanto a ritmo y fuerza y nos ha dado ese plus.

Sí, nos hemos clasificado matemáticamente a la fase de ascenso. Era el objetivo que teníamos desde principios de año aunque sabíamos que iba a ser complicado. Es cierto que muchos equipos no han competido con sus mejores opciones por el factor pandémico en muchas condiciones. Nosotros tampoco lo hemos hecho, pero seguramente hayamos tenido más posibilidades que otros clubs. No hemos parado en ningún momento y los jugadores están haciendo un trabajo increíble y eso ha propiciado que hayamos podido meternos. Getxo está haciendo un gran baloncesto, Tolosa también tiene una gran plantilla y Leioa, que iba como tapado al principio, ha ido creciendo como equipo y se ha metido de una manera espectacular en la fase. Creo que va a ser una fase muy igualada y que no se va a decidir hasta el último momento. Deportivamente queremos competir cada partido y ver hasta dónde llegamos, y estamos centrados en ese trabajo con las dos semanas de preparación que tenemos por delante. Siempre es bonito jugar una fase de ascenso y es una experiencia más en el bolsillo.

MIKEL-TORRE2

Iñigo Núñez