MENU
  • ZST-JUARISTI3
  • ZST-JUARISTI2
  • ZST-JUARISTI

El Bidaideak acaricia el título, el Zornotza arranca los playoffs y victoria sobre la bocina del Santurtzi

Obligado descanso para el RETAbet y con el Lointek Gernika Bizkaia en capilla para disputar sus semifinales de Liga, las claves del fin de semana fueron positivas. en BSR, Plata y EBA El Bidaideak Bilbao BSR ha dado un paso más para hacerse con el título, el Zornotza cerró la Liga Regular tercero, con derrota pero se medirá en octavos de los playoffs al Club Bàsquet Pardinyes de Lleida, además una canasta en el último segundo de Juanchi Orellano propició la victoria de Santurtzi por 73-72 ante Valle de Egüés. No pudo ser en el caso del Tabirako Baqué que cedió ante el Ardoi por 57 a 68.

MELILLA 72 – ZORNOTZA ST 68

Intenso final de Liga Regular para el Zornotza que tras ceder en jornada intersemanal ante el Juaristi por 70 a 79 en un partido en el que los zornotzarras no estuvieron al nivel competitivo del resto del ejercicio, cerraban la competición disputando su encuentro correspondiente a la jornada 20 ante el Melilla en el tercer intento por disputar dicho choque. En ese duelo fue evidente que los melillenses tenían mucho más en juego, nada menos que la permanencia. Esta vez entraron bien en partido los zornotzarras pero ya se vislumbraba un encuentro ajustado y así fue durante los 40 minutos. Robinson, con un triple, empató el duelo a 68 con algo menos de 4 minutos por jugarse, pero los bizkainos ya no volvieron a ver aro y el Melilla sentenció desde la línea de tiros libres.

Los de Mikel Garitaonandia cierran la Liga Regular terceros en el Grupo Oeste con un balance de 16 victorias y 10 derrotas. Esta semana arrancarán los play-offs de ascenso buscando una plaza en LEB Oro. En esta Fase de Ascenso participan los equipos clasificados del segundo al octavo puesto de cada uno de los Grupos. Al finalizar terceros los de Amorebieta-Etxano se medirán en octavos de final al séptimo clasificado del Grupo Este y ése es el Club Bàsquet Pardinyes de Lleida.

SANTURTZI 73 – VALLE DE EGÜES 72

La puesta en escena de Santurtzi fue muy buena en esta ocasión. Los morados pudieron encontrar fluidez en ataque gracias a la capacidad de encontrar siempre un pase más y la eficacia en las finalizaciones. Una canasta con adicional de Imanol Artiñano y un triple de Orellano alzaron el telón del penúltimo encuentro de la temporada del equipo en Santurtzi. Egüés trataba de responder cargando de balones y galones a Javier Lacunza, jugador más destacado del equipo navarro, que se mostró nuevamente acertado e incisivo, demostrando por qué es considerado uno de los mejores jugadores de la categoría. Betolaza también compareció en el encuentro mediante sus penetraciones y Mazo anotó desde el perímetro para alargar la renta hasta el 22-12 al final del primer asalto. Los visitantes trataron de adaptarse al ritmo del encuentro y lo lograron parcialmente a través del rebote de ataque, pero fue entonces cuando apareció Jon Manjon para castigar la pintura visitante. El interior bizkaino anotó diez puntos en un extraordinario segundo período en el que los locales llegaron a acumular una renta de diecisiete puntos (51-34), pero una canasta final de los pamplonicas cerró la primera mitad (51-36).

El encuentro cambiaría bastante en la reanudación, ya que, a pesar de que Santurtzi situó la máxima ventaja mediante un triple de Juanchi Orellano (54-36), Serge Konan compareció para los visitantes con dos triples consecutivos para reducir la distancia. Los navarros comenzaron a controlar el ritmo del encuentro, bajando el número de posesiones y llevando el encuentro a su terreno. Calvo cogió la manija y la alternancia defensiva propuesta por Fernando Larraya hizo daño a los pupilos de Iñigo Núñez. Además, los visitantes acertaron desde fuera para comer terreno y avisar de que seguían ahí (63-56). Los morados sostuvieron esa ventaja de alrededor de cinco puntos durante la práctica entereza del último período; mientras que se mostraban sólidos en el aspecto defensivo, retomaban uno de aquellos momentos de desacierto absoluto que les han lastrado durante toda la campaña. Un triple de Álex Calvo puso a uno a Egúés en el último minuto, y fue Sesma quien volviese a adelantar a su equipo por primera vez desde el 0-2 inicial. No obstante, el destino esta vez quiso que fuese Santurtzi quien sumase alegría y lo materializó el gran Juanchi Orellano con una gran canasta sobre la bocina que hizo estallar la alegría de todo el róster local (73-72). El equipo santurtziarra recuperará este próximo miércoles el encuentro aplazado ante Ointxe a las 20:00 en Iturripe, Mondragón y disputará la penúltima jornada de liga el domingo a las 19:00 en Solares.

TABIRAKO BAQUÉ 57 – MEGACALZADO ARDOI 68

Tenía un complicado reto ante sí el Tabirako Baqué pero demostró ser capaz de tutear al Ardoi durante 20 minutos (34-30) y prolongar la igualdad hasta mediado el tercer cuarto. Pero los cafeteros entraron en un bache ofensivo, costó ver aro, sumaron los navarros desde la línea de tiros libres y un triple de uriz alejó aún más a los visitantes, 44-52. Los márgenes se ampliarían y el Tabirako ya no podría disputar el triunfo.

GRAN CANARIA 50 – BIDAIDEAK BILBAO BSR 76

Este fin de semana en Las Palmas, el Bidaideak ha dado un paso más de cara a la obtención del título. A falta de 3 partidos encabeza la clasificación con sólo dos derrotas, una menos que su inmediato seguidor el Mideba Extremadura y dos menos que el Ilunion de Madrid que, matemáticamente, son los únicos que podrían arrebatarle el título. Estos dos equipos tienen que enfrentarse entre ellos, por lo que uno, automáticamente, quedara eliminado del sprint final. A los bilbaínos les restan dos partidos que disputar en casa – el primero contra el penúltimo de la clasificación, el Zuzenak de Vitoria, y el otro, con el que se clausurará el campeonato, contra el Fundación Aliados de Valladolid- y en ambos son claros favoritos. Sin embargo, en la penúltima jornada, tienen que visitar Madrid para enfrentarse a quien ha dominado el campeonato durante todo este siglo, el CD Ilunion, y allí, en una auténtica final, deberán derrotarles si quieren ser sus dignos sucesores.

Ya en tierras canarias, el lanzador franquicia del Bidaideak esta temporada “Jordan” Ruiz, finalmente no podía recuperarse de una lesión muscular que le había estado diezmando durante los últimos días y, no podía ser en Canarias el jugador decisivo de tantos y tantos encuentros pretéritos. Al tercer minuto, otro de los jugadores relevantes del equipo durante todo el ejercicio, Hernández, veía atónito como le señalaban la tercera falta. Además, los canarios habían sido más solventes en sus lanzamientos y se habían adelantado enseguida situando un 6 a 2 en el marcador en los primeros instantes del encuentro. Las cosas no podían ponerse peor para los bizkainos. Pero el Bidaideak es equipo acostumbrado a remar contracorriente y supo poner remedio a estas adversas circunstancias. Adrián Yáñez apostó por el juego interior como remedio a la ausencia de Ruíz, Hernández puso toda su inteligencia para evitar volver a recibir más personales y, en seguida, el acierto habitual de los bilbaínos en las distancias cortas sobre el aro rival, llevó al equilibrio en el marcador. Al final del primer cuarto, éste señalaba un 15 a 14 a favor de los canarios, quienes pudieron estar por delante otros 3 minutos más, pero, desde entonces, el dominio del luminoso fue ya siempre para los bilbaínos. Al descanso se llegaba con un 27 a 32 en nada definitorio, pero si muy clarificador de lo que estaba ocurriendo en la cancha: Bidaideak quería ganar el partido y sabía cómo hacerlo. Defensa agresiva sobre los talentosos lanzadores rivales y búsqueda de las mejores opciones para alimentar su poderoso juego interior en el ataque.

Aún pudo aguantar mínimamente el marcador el equipo canario durante el tercer parcial, que se cerró con un 42 a 50 en su contra, pero no pudieron hacerlo ni un minuto durante el cuarto. Literalmente, los de amarillo se disolvieron como azucarillo en café caliente con la última reanudación. Los bilbaínos, dirigidos con la sabiduría e inteligencia habitual de un Asier García -que de nuevo dictó una master class de cómo jugar y hacer jugar a sus compañeros-, pusieron la quinta marcha y en poco menos de 3 minutos sentenciaron el encuentro con un más 14 a su favor. Entre Luis Jasso y Manu Lorenzo se encargaban de mantener el dominio de ambas pinturas y Hernández entraba en la del rival una y otra vez, con el aro como objetivo amigo, hasta sumar 23 puntos al finalizar el encuentro. Por su parte Jannik Blair firmaba un partido antológico anotando 9 puntos y volviendo a demostrarse como uno de los mejores puntos uno del mundo. Sobre estos cinco, recaló la mayoría del minutaje en cancha, pero cuando Txema Avandaño; David Mouriz y Xabi Iragorri les dieron descanso, ejecutaron a la perfección las instrucciones de Adrian Yañez. El entrenador bilbaíno no pudo cambiar de sistema de juego a lo largo de todo el encuentro, pero sí supo adaptarlo a los distintos momentos del encuentro.