MENU
EBA-GOERRI-TABI

El Lointek Gernika se afianza en la cuarta plaza, el Zornotza vuelve a zona alta y el Tabi coge aire

(FOTO: Javi Zurbano/ESF) 

Muchas y buenas noticias para los equipos bizkainos en competiciones FEB este fin de semana de carnaval en el que ningún partido se disputó en tierras bizkainas. No hizo falta que el Lointek, el Zornotza y el Bidaideak se disfrazaran de equipos fuertes, lo son y sumaron victorias que les permite seguir en zona alta. También importante el triunfo del Tabirako Baqué ante el colista Goierri. Lástima de la doble derrota en tierras gallegas del GDKO Ibaizabal y HGB Ausarta Barakaldo para haber firmado un pleno. Además, descanso obligado del RETAbet por el parón copero y del Santurtzi porque le tocaba descansar.

MOVISTAR ESTUDIANTES 53 – LOINTEK GERNIKA BIZKAIA 64

El Lointek Gernika ha logrado un triunfo vital para afianzarse en la cuarta plaza. Lo hace ganando a su rival directo, el Movistar Estudiantes en su cancha y sella de esta manera el segundo de los objetivos, el basketaverage particular con las estudiantiles. Además, las de Mario López están a un par de victorias de sellar su clasificación para los playoffs. En Magariños, a las gernikarras les costó encontrarse cómodas, Estudiantes tiene muchas fuentes posibles de anotación y primero con los triples y después vía Carter tomaban la iniciativa del choque. Al descanso, 31-27. Tiró de pizarra López para cambiar el signo del encuentro, la defensa zonal de ajustes funcionó, y Bjorklund y Ivanovic desde la larga distancia terminaron de certificar el triunfo del Lointek.

CORTEGADA 75 – GDKO IBAIZABAL 72

El GDKO Ibaizabal no pudo alargar su racha de triunfos hasta la quinta victoria porque cedió en Vilagarcía de Arousa ante un rival en teoría asequible pero que sacó a relucir su mejor versión para superar a las de Julen Berrocal en la prórroga. El brillante nivel de acierto y de juego del GDKO en el primer acto (16-23) no lo pudieron mantener las bizkainas en un segundo tramo en el que el aro se cerró, 11-5. El excelente porcentaje de tiro lejano con de nuevo Kokimies muy enchufada (5/10) y una Juana Molina-Prados demostrando su capacidad como artillera (5/9), tenían su contrapunto en la capacidad de Cotano y Tulonen para resolver cerca del aro. Pero enfrente una ex LF como Sara Gómez estuvo especialmente resolutiva (27 puntos) y las fuerzas estuvieron igualadas hasta el 60-60 con el que se afrontaron los último 80 segundos tras canasta de la pívot valenciana. Pese a disfrutar de opciones ninguno de los dos conjuntos volvió a anotar y se llegó al tiempo extra.

En el quinto período de nuevo igualdad máxima, un tiro libre de Ramasco puso el 64-66 con más de minuto y medio por jugarse, Gómez igualó poco después y el triple de Loureiro sería el principio del fin porque las gallegas estuvieron muy certeras desde la línea de tiros libres.

MARISTAS CORUÑA 72 – HGB AUSARTA BARAKALDO 64

El HGB Ausarta dejó escapar una buena oportunidad para acabar con la racha negativa. La visita a A Coruña ante un Maristas al que se le había ganado con solvencia en la ida no fue fructíferas para las fabriles. El choque fue extraordinariamente pareja durante 38 minutos, con alternancias casi constantes en el marcador y sin ningún equipo capaz de establecer diferencias más allá de los 6 puntos. Un triple de la local Casal elevó al 67-60 el marcador a 2 minutos del final, le entraron las prisas al  Barakaldo que no dio con la tecla para revertir la situación.

ENERDRINK UDEA ALGECIRAS 58 – ZORNOTZA ST 75

Dos victorias consecutivas del Zornotza le han devuelto a los puestos de privilegio en los que se ha manejado prácticamente durante toda la temporada salvo en el mes de enero. El triunfo del fin de semana llegó en Algeciras en un duelo en el que supo gestionar con gran actuación coral la falta de presencia de Robinson por faltas personales primero y por falta de efectividad después. Superiores cerca del aro y certeros desde el arco el ritmo del partido lo marcaron los de Mikel Garitaonandia que para el tercer asalto terminaron de noquear a su rival para llegar a un plácido final.

GOIERRI IPARRAGIRRE 56 – TABIRAKO BAQUÉ 63

Segunda victoria consecutiva y vital para el Tabirako que entra en el grupo de tres equipos empatados a 4 victorias. El triunfo se produjo ante el colista, un Goierri que no sabe lo que es ganar en lo que va de temporada. Y Salvo en los primeros compases, los de Tomás de Castro mostraron su superioridad. Con 12 arriba al descanso ampliaron la renta tras el paso por vestuarios para afrontar el último período con 36-53 favorable. Perdieron nuevamente fuelle los cafeteros en el tramo final acusando la falta de rotaciones pero el margen era tan amplio que el triunfo no llegó de peligrar seriamente.

AMIAB ALBACETE 71 -BIDAIDEAK BILBAO 81

El Bidaideak suma y sigue para afianzarse en el liderato. Esta vez imponiéndose a un rival directo como el AMIAB. Si bien el primer parcial tuvo color bizkaino -se llegó a su final con un 18 a 22 a su favor- el segundo lo tuvo albaceteño.  El juego interior de los chicos de Jesús Torres fue superior durante estos 10 minutos al expuesto por los de negro y con ese recurso como fundamento de su juego fueron haciendo brecha en el marcador hasta llegar al descanso con un 43 a 35 dominador.

Pero el tiempo en el vestuario sirvió para que Adrian Yañez recuperara el valor de sus pivots en cancha y, poco a poco, los bilbaínos fueron limando distancias hasta llegar al minuto 30 con empate a 59. Bidaideak supo entrar en estos minutos decisivos con más entereza y, punto a punto, fue abriendo hueco en el luminoso. Los pivots bilbaínos, Jasso y Manu, no dejaban explotar el juego en la pintura de Manning y  Zarzuela y tanto Asier como Hernández secaban una y otra vez a las duplas de lanzadores que Torres ponía en cancha. Al tiempo, los centímetros del Bidaideak iban rompiendo cada vez mas resolutivamente la defensa manchega en lo que colaboraba de manera decisiva las entradas en segunda línea de Asier y Hernández. Con estos argumentos, los bilbaínos fueron poniendo diferencias en el marcador hasta llegar al 71 a 81 final que permite a la escuadra vasca consolidarse en lo mas alto de la tabla.