MENU
MESA-DE-TRABAJO2OK

La mesa de trabajo del baloncesto bizkaino se pone en marcha

Este martes, de manera telemática, se llevó a cabo la reunión en la que la Federación Bizkaina de Baloncesto convocaba a los clubes para analizar la situación actual provocada por la pandemia y a su vez plantear una mesa de trabajo para proponer medidas que ayuden a superar los efectos de la pandemia a nivel deportivo y económico.

Cerca de 40 asistentes tomaron parte en la reunión celebrada online. Una primera toma de contacto para conocer la predisposición de los clubes de nuestro territorio histórico para trabajar de manera conjunta para minimizar los efectos del covid19. El presidente de la Federación Bizkaina de Baloncesto abrió la sesión y quiso manifestar el “apoyo total a todos los clubes de Bizkaia”, tanto por su parte como de la Junta Directiva que preside. Koldo Mendia también adelantó que la intención de la vuelta de la competición será siempre “retomarla en un escenario seguro”. Pero mientras se va evaluando cómo se desarrolla la pandemia y la posibilidad de recuperar las competiciones, paralelamente la Federación Bizkaina recoge el guante que surgió en unas de las jornadas en las que los clubes estuvieron citado en el Frontón Bizkaia, “impulsando una mesa de trabajo para buscar soluciones económicas para abaratar los costes al baloncesto bizkaino”.

Profundizó aún más en cómo se puede desarrollar la mesa de trabajo y las diferentes aristas de las que se debería de hacer cargo ese grupo de trabajo el directivo federativo Carlos Madrid. Sobre la mesa se pusieron cuestiones como solicitar a las instituciones ayudas directas al sector, acudir de manera conjunta a grandes empresas para que patrocinen categorías, ligas o actos; también en el aspecto económico se planteó la compra conjunta de suministros y material para abaratar costes, y a nivel deportivo Madrid expuso la doble vertiente de efectos cuantitativos y cualitativos, por un lado la previsión de disminución notable en en el número de fichas, y por otro lado cómo va a afectar a la calidad de nuestros jugadores y jugadoras, especialmente los de edad infantil que hayan “perdido” casi 2 años de competición y entrenamientos.

REUNION-TELEMATICA

A partir de ahí comenzó la intervención de los asistentes y varias conclusiones se pudieron sacar de las mismas. En primer lugar la mayoría manifestó la necesidad de que el deporte escolar pueda entrenar independientemente de que se esté en zona roja o no. Varios fueron también los que veían necesarias las ayudas directas al sector y mantener en el tiempo las deducciones de IRPF a las familias y en el Impuesto de Sociedades a las empresas patrocinadores al ser los clubes consideradas entidades de actividades prioritarias. También se consultó la posibilidad de la devolución de los gastos de inscripción y Koldo Mendia aclaró que cuando se cierre la temporada se valorará esa opción. Los participantes también se manifestaron a favor de una búsqueda de patrocinios conjunta aunque quedaría pendiente definir el reparto de esos ingresos. Otras cuestiones que se plantearon fueron las dificultades para tener canchas para entrenar debido a la pandemia, preocupa también la generación que actualmente es infantil viendo que en las dos últimas temporadas prácticamente no han podido entrenar ni competir y también es una inquietud generalizada la pérdida de jugadoras y jugadores, así como la búsqueda de acciones para reenganchar a los txikis para que practiquen baloncesto.

Todo eso se debatió en esta primera toma de contacto y se podrá profundizar en próximas fechas porque la mayoría de los clubes mostró su intención de sumar sus esfuerzos en esa mesa de trabajo para analizar estos y otros temas que pudieran surgir.