MENU
unai-mendikote

BIZKAINOS EN EL EXTRANJERO: Unai Mendikote: “El trabajo diario que se realiza aquí te hace poder disfrutar del camino”

(FOTO: CB Zamora) Unai Mendikote no precisa de presentación. El joven alero bizkaino milita actualmente en las filas del Innova Chef, equipo zamorano que milita en la LEB Plata y que disfruta del juego del sestaotarra por segunda campaña consecutiva. El de la margen izquierda afirma estar muy contento y haber progresado en muchas facetas de su juego, a pesar de tener un claro margen de mejora para llegar más arriba. De lo que no duda Mendikote es de que Zamora como club y Saulo, su entrenador, son vehículos perfectos para una buena progresión individual y para que el equipo pueda mirar hacia arriba cuando nadie lo esperaba.

Unai, hablamos ya de tu segunda temporada en Zamora. ¿Cómo se presentaban las expectativas al principio de temporada?

El año pasado estábamos haciendo una temporada bastante buena y que estaba por encima de lo que la gente esperaba de nosotros, y el hecho de que se cancelase la competición hizo que nos quedase esa espina clavada a todos. Personalmente, esta última temporada fue una de las que más he disfrutado jugando y quería renovar aquí y luchar por estar arriba con el equipo. Tenemos que mejorar, pero estamos en buena línea y espero que pronto se vea reflejado nuestro trabajo.

¿Qué te ha aportado Zamora en la primera temporada más allá del desgraciado parón por la pandemia?

Yo venía de estar muy cómodo en casa y en la dinámica de Bilbao Basket, pero siendo joven tenía y sentía la necesidad de poder jugar minutos y equivocarme teniendo protagonismo, pudiendo cometer errores y aprender. Saulo, mi actual entrenador, es una persona que da mucha confianza a los jugadores jóvenes más allá de solo ganar o perder los partidos. Decidí que era la mejor opción para seguir trabajando y no me arrepiento de la decisión.

Saulo prioriza que haya un buen grupo humano con ambiente agradable, con jugadores con ganas de aprender y competir. Aquí se está muy a gusto en el día a día, porque todos lo dan todo en el trabajo diario y se gane o se pierda, los lunes el equipo siempre tiene una gran actitud y está predispuesto a trabajar. Esta característica hace que el jugador pueda disfrutar de la temporada y ahora mismo estoy muy contento aquí.

¿Qué aspectos de tu juego crees que has mejorado mayoritariamente desde tu llegada a Zamora?

Creo que lo que más he mejorado era la toma de decisiones; antes era demasiado ‘burro’ yendo hacia adentro y creo que ahora comprendo mejor estas situaciones. También es importante el hecho de encontrarte con gente que quiere competir y de la que se puede aprender mucho. Tengo que seguir puliendo detalles si quiero jugar más arriba, lo tengo claro, pero creo que estoy en buen camino.

En el sentido de la competencia, creo que es totalmente sana o al menos así lo entiendo yo. Es lógico que cada jugador mire por su interés particular pero la realidad es que en ligas superiores es muy complicado jugar ‘minutadas’. Creo que va más de la calidad de los minutos siendo consciente de tu rol que de la cantidad en un momento dado.

Hay que recordar que compaginas tu labor de jugador con los estudios de fisioterapia…

Eso es, hago la carrera a distancia por difícil que parezca debido al tema práctico. Al ser deportista de élite me permiten no asistir a las prácticas. Para mí es un esfuerzo extra pero  lo he tenido claro desde pequeño y voy a seguir esforzándome por lograrlo. Mis padres me apoyan y no me meten prisa y voy con calma…

Por ahora estoy contento con los resultados, y sí que es verdad que el primer año, al estar jugando en Bilbao Basket, pude aprobar todo a la primera y fue más sencillo. Sentí que estaba aprendiendo en la carrera, y ahora veo que el esfuerzo no compensa totalmente a la nota que saco por la distancia…

Entramos en materia de actualidad para hablar de vuestra temporada. ¿Qué sensaciones te está dejando el equipo sobrepasada ya la primera vuelta?

Somos un equipo muy competitivo que se crece ante los retos grandes. Tenemos muchas ganas de afrontar los partidos en los que no partimos como favoritos y ahí siempre solemos rendir. Como punto de mejora fijaría algunos partidos fuera de casa en los que no hemos jugado a nuestro nivel y no hemos rendido como deberíamos. Pero es cierto que estamos en buena línea como he mencionado previamente y que entrenamos muy bien. El equipo de Zamora siempre suele dar un paso adelante en estas fechas de la temporada…

No sé si os habíais fijado un objetivo este año…

Aquí el primer objetivo siempre es la permanencia, y me parece importante porque hay que ser consciente de la liga tan complicada en la que competimos. Es una liga súper igualada en la que, si te marcas grandes objetivos, puedes no disfrutar lo que deberías del camino. Tenemos ya prácticamente asegurada la permanencia, y creo que es absurdo mirar más allá del siguiente partido. Si no lo haces, puedes no respetar al rival y cometer el error de confiarte.

Actualmente estamos en la pugna por la tercera posición y viene un mes de febrero que va a ser muy duro y determinante para el devenir de la temporada. Nos visitan rivales complicados y vamos a canchas muy complejas, y creo que es el mes más importante. El trabajo diario es bueno y vamos a ir preparados siempre al siguiente partido.