MENU
BIDAIDEAK-BSR---AMIAB

Magnífico debut del Bidaideak Bilbao BSR y el Zornotza también suma a domicilio

(FOTO: Juan Armentia)

El único encuentro de baloncesto que se disputó este fin de semana en tierras bizkainas ha sido el del Bidaideak Bilbao BSR. Nueva temporada, nuevo proyecto, cambio en el banquillo pero el Bidaideak BSR ha retomado la competición casi 8 meses después como lo dejó, ganando e imponiéndose al AMIAB Albacete. Los otros tres partidos de equipos bizkainos que estaban en liza, se disputaron fueron de Euskadi y con resultado desigual. El Zornotza venció al Alcobendas tras una gran segunda mitad (74-89), el Lointek Gernika Bizkaia puso contra las cuerdas a todo un Avenida pero claudicó 72-64 y el RETAbet fue siempre a remolque del Baxi Manresa y no tuvo opciones de triunfo (94-78).

PERFUMERÍAS AVENIDA 72 – LOINTEK GERNIKA BIZKAIA 64

El Lointek Gernika Bizkaia ofreció una grandísima imagen ante el líder de la LF Endesa, lo puso contra las cuerdas, pero volvió a ceder ante el único equipo que aún se le resiste al conjunto gernikarra. El choque estuvo equilibrado desde el salto inicial, primero gracias al equilibrio que ponía en el juego la dupla Lo-Bjorklund. Del plácido 17-19 se pasó a un parcial local de 150 con bombardeo triplístico incluido que llevó al Avenida a comandar el duelo pero no fue suficiente para acabar con las intenciones del Lointek que se rehizo y en la reanudación, desde la defensa, se recortaron distancias con una Buch que era la comandaba en ataque y recortaba la diferencia a la mínima expresión para afrontar el último cuarto, 55-54. Cuanto más apretaba el equipo de Mario López se sacó de la chistera el Avenida 3 triples para decantar el duelo.

BAXI MANRESA 94 – RETABET BILBAO BASKET 78

El RETAbet pagó muy cara su mala entrada al partido en el Nou Congost. Las facilidades dadas en defensa por los MIB y el acierto en los triples de los catalanes (6/8 en el primer cuarto) abrieron una brecha superior a la decena que condicionó el resto del duelo (27-15, min.10). El Manresa supo gestionar los esfuerzos, los de Álex Mumbrú lo intentaron pero les faltó continuidad para cuestionar el triunfo local.

ALCOBENDAS 74 – ZORNOTZA 89

El Zornotza volvió a ganar y lo ha hecho como visitante y en una cancha, el Antela Parada, en el que los locales no perdían desde hace dos años. Sólido y serio se demostró el Zornotza desde el salto inicial, presionando en toda pista y sacó buenos réditos de ello, los madrileños se aferraron a los triples para mantener el ritmo zornotzarra e incluso sacar alguna diferencia mediado el segundo acto (34-27), pero retomaron los de Mikel Garitaonandia haciéndose fuertes en la pintura y tan sólo el triple de Powell evitaba que los bizkainos se fueran con ventaja al descanso, 41-40. En la reanudación la igualdad se mantuvo hasta que en los últimos instantes del tercer período y en el arranque del último el Zornotza se destapó, Robinson estuvo imparable y trabajo coral y serio de los de Mikel Garitaonandia hizo el resto.

BIDAIDEAK BILBAO BSR 73 – AMIAB ALBACETE 70

El partido transcurrió como marcaba el guion durante los dos primeros parciales. Intensidad en cada jugada e igualdad en el luminoso, con alternativas continuas en su liderazgo. A la entonadísima mano de Kyle Mars (30 puntos), le replicaba siempre la Asier García (34) y a la defensa presionante de los bilbaínos, le respondía con lo mismo la albaceteña.  En los banquillos Torres y Yañez encontraban soluciones para cambiar el ritmo al partido. De su fondo de armario tiró el bilbaino para a su quinteto inicial -Asier, Jasso, Hernández, Manu y Jannik- hacerlo rotar con David Mouriz y Jordi Ruiz, cambiando estilo y táctica de juego. Este último firmaba un más que notable encuentro en su vuelta a la que años atrás fuera también su casa, consiguiendo sumar 15 puntos y aportando vigor a la primera línea de defensa de los bizkainos.

Al descanso se llegó con un 34 a 35 que hablaba bien a las claras del equilibrio en juego y en efectividad. Pero de la vuelta de los, ahora, poco literales vestuarios, los del Bidaideak salieron  más concentrados y durante 4 minutos desarbolaron a sus rivales, no dejándoles anotar un solo punto en tanto que ellos sumaban 12. Al Amiab le costó todo el tercer parcial volver al encuentro, que a su finalización señalaba un 57 a 48, pero lo hizo en el cuarto, y poco a poco, con la calidad de sus lanzadores y el dominio en la pintura de un resucitado Manning, fue reduciendo el diferencial en el luminoso hasta situarlo a 1 punto a pocos segundos del final. Asier García supo gestionarlos con inteligencia para dejarlo en el 73 a 70 postrero.  El capitán bilbaíno fue determinante en esta fase final, como lo fue a lo largo de todo el encuentro en el que dictó, de nuevo, magisterio, colocando su primer triple doble de la temporada en su casillero de estadísticas (34 puntos, 12 asistencias y 10 rebotes) y sabiendo aguantar con 4 personales en cancha en los momentos decisivos.