MENU
RAFA-PUEYO

Rafa Pueyo: “Que la segunda unidad sea tan competitiva nos da un plus”

(FOTO: Bilbao Basket) Antes de la declaración del Estado de Alarma, nuestro compañero Iñigo Núñez entrevistó a Rafa Pueyo. No es una entrevista de rabiosa actualidad pero sí es válida para conocer el “milagro de los MIB”, cómo se gesta y la relevancia de la figura del director deportivo.

El Bilbao Basket y su quinto puesto actual, ya rebasado el ecuador de la competición, son las sensaciones de la temporada en una Liga ACB que recibe en sus puestos de Playoff a un invitado inesperado. Gran parte de la culpa la ostenta el director deportivo de los hombres de negro Rafa Pueyo, encargado de confeccionar una plantilla que hace las delicias de Miribilla cada dos semanas. El mantenimiento del bloque del ascenso, los refuerzos comunitarios, la apuesta de los dos americanos… son decisiones que pueden tasarse como aciertos y que corresponden al técnico bilbaíno, que desgrana los entresijos de su profesión y de la plantilla de esta campaña. 

Con uno de los presupuestos más bajos… ¿Cómo puede explicarse el rendimiento de la plantilla actual?

Existen muchos factores que influyen a la hora de confeccionar una plantilla de ACB. En primer lugar,  tenemos que tener en cuenta los cupos de los jugadores de formación y la reglamentación que existe en la actualidad en torno a ello. En primer lugar, atamos a nuestra pieza clave, jugador nacional además, Rafa Martínez. Después trabajamos en mantener a dos de los jugadores nacionales que estaban con nosotros la temporada pasada como eran Iván Cruz y Tomeu Rigo. Es cierto que a partir de ahí, con ese cupo completo, se abre un sinfín de posibilidades que explorar sin obligaciones de ese carácter.

Otro factor que manejábamos y deseábamos era mantener el bloque de la LEB ORO con el que materializamos el ascenso. Queríamos conseguir retener a varios de los jugadores que nos acompañaron en el ascenso, porque realmente lo merecían y creíamos en su nivel. Por otro lado, Thomas Schreiner tenía contrato con lo que en ese sentido también fue más sencillo. Y por último, queríamos mantener a nuestros dos extracomunitarios americanos, Brown y Lammers. Habiendo hecho ese trabajo, nos quedaba apuntalar la pintura y encontramos a uno de nuestros ejes como es Balvin.

¿Se ha tratado de un verano duro? ¿Cómo está el mercado de jugadores ACB?

En función de tus posibilidades, como siempre. Hay muchos jugadores en el mundo potenciales de ACB pero has de adaptarte a tu economía y buscar un perfil concreto para no perderte. A colación de ello, creo que en ACB se puede ‘innovar’ y competir, aunque los entrenadores siempre buscamos que los jugadores que traemos tengan experiencia en la liga. Pero si no puedes acceder a ellos… pues es lo que toca. Por ejemplo, nuestros dos franceses tenían una gran trayectoria pero no en ACB… Me fío ahí de que los jugadores que lo hacen bien en otras ligas también lo harán en la ACB siempre que no haya una insalvable diferencia.

¿Qué diferencias has apreciado en la confección de la plantilla del año pasado a este?

Si tengo que quedarme con una de ellas, es que la sensación es que eres más atractivo cuando eres uno de los ‘gallos’ en la competición en la que estás. Cuesta más encontrar jugadores para un equipo recién ascendido y este veranos éramos conscientes de que había jugadores a los que no podíamos acceder. No obstante, creo que para la ACB hay un abanico más grande de jugadores factibles.

¿De qué manera llegan los jugadores y las posibilidades? ¿Cuál es el proceso de selección?

Siempre en consonancia con el staff. No puedes buscar jugadores sueltos, sino que tienes que intentar hacer un buen equipo y una buena plantilla, sin fijarte únicamente en cualidades individuales, y dentro de eso es importante la visión del entrenador y la estructura de equipo que busca. Por supuesto, no se me ocurriría imponer un jugador a un entrenador porque no tiene sentido, ya que el entrenador ha de estar convencido de la plantilla que va a manejar.

La apuesta por mantener con las dos fichas de extracomunitarios a Lammers y Brown podía parecer arriesgada…

En efecto, era arriesgado mantener a los dos americanos procedentes de la LEB. Pero creíamos que ambos tenían mucho hambre y muchas ganas de agradar y mejorar y por eso creímos en ellos, porque la ACB también es una competición que precisa de jugadores de este tipo. Ambos tenían y tienen un gran margen de crecimiento, y complementan a la perfección una segunda unidad potente, que en la actualidad es tan competitiva como la primera de ellas. Ambos parten del banquillo y confío en que esa circunstancia nos da un plus.  

Ben Lammers se ha consolidado en la liga LEB ORO y después en la ACB. ¿Cuál crees que es su techo?

Creo que sin duda puede llegar a ser un jugador de un equipo de la primera línea de competición europea. Se trata de su segundo año como jugador profesional de baloncesto tras salir de la universidad y aún atesora un importante margen de mejora, tanto a nivel técnico como en el apartado físico. Le veo en unos años más arriba, en Euroliga. Ahora mismo ya, tiene cosas de jugador de un gran nivel, y creo que a nivel defensivo es de lo mejor que hay en toda la ACB.

La dupla de bases ha generado dudas en la primera vuelta. ¿Qué piensas de estos dos jugadores? 

A Thomas le conocíamos y sabíamos que nos daría experiencia y poso en la liga, aspecto a valorar en un equipo joven. Por otro lado, no considero una apuesta a Rousell porque es un jugador con 29 años, a pesar de que en Limoges el último año había sido malo. Creíamos que en Bilbao se iba a poder desarrollarse, a parecerse más al de Cholet. Él vino bajo de confianza, y ahora está volviendo a ser un jugador importante.

¿Desde qué momento de la temporada comienza a planificarse el róster de la siguiente campaña? 

No hay un momento en el que te plantees que has de comenzar con el trabajo para la próxima temporada. Yo me centro en el presente, en mantener varias puertas abiertas para diferentes posibles situaciones que pueden darse, como ha podido ser la lesión de Jaylon Brown. Siempre piensas también, ineludiblemente, en el futuro y en las posibilidades de mercado.

¿Cómo es tu trabajo día tras día? 

De unas jornadas a otras varía. Me gusta estar en la vida del equipo. Procuro estar en la gran mayoría de entrenos, estoy mucho con el staff, viajo con ellos… Creo que es importante estar con el equipo y con el staff, ya que es positivo para el club. Hay mucho trabajo por detrás, para estar preparado para cualquier situación que pueda darse.

¿Qué porcentaje de importancia le das a las estadísticas a la hora de fichar un jugador? ¿En qué más cosas te fijas? 

Cuando el jugador destaca estadísticamente, te da a entender que es de un nivel alto. Hay que mirar ciertas cosas de estadística en aquellos que no destacan tanto en el apartado numérico. Por ejemplo, el ratio asistencia-pérdida, a nivel defensivo los y  los tapones… Principalmente, a nivel estadístico hay que tener en cuenta roles e importancia de cada jugador en cada contexto y verlo para identificar cómo compite.

¿Qué ligas son las más importantes y en las que más te fijas para reclutar jugadores? 

Depende de lo que estés buscando y de lo que tengas ya en la plantilla. La idea clara de tener a los dos americanos simplifica la ecuación y, a partir de ahí, como no tienes extracomunitarios, te pones a mirar primero la ACB y luego las principales ligas europeas como la VTB, Grecia, Francia, Italia…  Me parecen particularmente interesantes los mercados de la liga lituana y de la Liga Adriática, ya que hay muchos minutos para jugadores jóvenes de proyección.