MENU
BSR-COPA-TERCEROS

El Ilunion se cruza en el camino copero del Bidaideak BSR que firma un tercer puesto

(Fuente y foto: Bilbao BSR y FEDDF) El Bidaideak Bilbao BSR acudía el pasado fin de semana a Madrid a disputar la Copa del Rey con la intención de repetir final, Asier García logró el pase a semis in extremi ante el Gran Canaria, pero el Ilunion se cruzó en su camino en semifinales y los bilbaínos se tuvieron que conformar con el tercer puesto ganado al .

CUARTOS DE FINAL: BIDAIDEAK BILBAO BSR 55 – GRAN CANARIA 54

Los grancanarios se adueñaron del partido casi desde el primer momento. Mejor asentados en la cancha, tiraron de su acierto exterior para ir destacándose ya mediado el primer cuarto (2-12).

Un triple de Richard Norte dos minutos después de iniciarse el segundo periodo ahondó en la herida del Bidaideak con la máxima ventaja del partido (10-24). La escuadra vasca parecía irreconocible a esas alturas del encuentro. Al descanso, 16-28 favorable a los isleños.

La remontada comenzó a fraguarse tras el intermedio, cuando hubo intercambio de papeles en gran parte del tercer cuarto. Con 31-39 comenzó un último periodo con todo por decidir.

La foto fija se detuvo a cinco segundos para el final, cuando Asier García cogió el balón con temple, rodó acercándose a la pintura y a cuatro metros de la canasta, presionado por detrás por David Hernández, lanzó un tiro que entró en el aro. El último ataque de los de amarillo no fructificó, así que el electrónico se quedó en 55-54.

SEMIFINALES: ILUNION 73 – BIDAIDEAK BILBAO BSR 45

Bastó y sobró que la muñeca de Bywater estuviera on fire para que el rey de copas, el poderosísimo Ilunion, se llevara la semifinal que le enfrentó al equipo vasco en el Polideportivo Marqués de Samaranch de la capital madrileña.

Aunque los bilbaínos salieron entonados al parqué, y durante el primer parcial dominaron el marcador, llevándolo incluso  a su final a un 10 a 12 a su favor, en cuanto el británico calentó motores, el luminoso se inclinó de manera clara en favor de un equipo que además encontraba en el concurso de Pablo Zarzuela un gran aliado. El campeón del mundo con GB asumió toda la responsabilidad en los lanzamientos y en el segundo de los parciales marcaba 17 puntos (6 de ellos de triples) con los que los madrileños rompían el partido.

Ni el trabajo continuo de Asier García, ni la entonada actuación de Turek sirvieron para equilibrar un encuentro que, cuando Bywater se fue,  por decisión de su entrenador, al banquillo era ya suficientemente franco para los supercampeones estatales de este deporte. Entonces, el resto de la escuadra, los hermanos Zarzuela, el australiano Latham o el pivot más alto de la competición, Rodney Hankins, dieron un paso adelante no dejando a los bilbaínos acercarse.

TERCER PUESTO: IBERCONSA AMFIV 77 – BIDAIDEAK BILBAO BSR 84

Salieron los bilbaínos a por la última plaza del pódium de esta Copa 2020 convencidos de que en este deporte, un partido aunque te lo pongan a 9,30 de la mañana y parezca de consolación, requiere ser afrontado con el mismo espíritu con el mismo espíritu que una final, por respeto al propio deporte, a los rivales, al público y al escudo de su camiseta. Con seriedad, sin nervios algunos, pero con ganas de reivindicarse, marcaron desde el primer momento el ritmo del encuentro dominando, también y por ello, el luminoso.

Con Asier liderando las acciones de ataque, bien acompañado por Mouriz, Turek, Manu y la última perla de la cantera bilbaína, Xabi Iragorri, consiguieron ir rompiendo el balance defensivo de los gallegos desde los primeros instantes del encuentro y así cuando el contador del tiempo señalaba la primera interrupción ya iban por delante con un 25 a 16. Parecía como si las canastas que no quisieron entrar en los partidos del sábado, lo hicieran con facilidad ahora y así se alcanzaban los guarismos a los que está acostumbrado este equipo.

Esteban Núñez, decidió construir nuevos quintetos en la reanudación, pero no por ello se mermó la capacidad ofensiva del equipo que, incluso con el pasar de los minutos, agrandaba la brecha en el marcador. Al descanso se llegaba a un 43-30 que expresaba el dominio en la cancha de los bilbaínos. Los gallegos se sostenían en pista a costa de la inspiración anotadora de un Agustín Alejos que en los primeros 20 minutos ya llevaba 21 puntos en su haber, dos tercios de los de su equipo.

El internacional en la selección estatal siguió fino tras el descanso y gracias a su productividad atacante el equipo gallego seguía en pista sin rechazar opciones de pódium. En todo caso, a los bizkainos no le flaquearon durante estos diez minutos las fuerzas y así, aunque los de Bouzas, limaron en algo las distancias, no pudieron bajarlas de los dos dígitos. 11 puntos en contra parecían demasiados para sólo 10 minutos, sobre todo porque Bidaideak se mosgtraba en todo momento como equipo con hechuras.

Pero en el ultimo de los tiempos, Alejos empezó a contar en el arte del anotar, con Lorenzo Envó que con 3 lanzamientos triples casi consecutivos, conseguía que el marcador llegó a reducir las distancias a sólo 2 puntos (77-79) a falta de 2 minutos. Pero los bilbainos no cayeron en la guerra de nervios que les proponían los de Vigo y con dos canastas consecutivas de Txema Avendaño les enfriaron sus intenciones. El tiempo corría en favor de los de negro que supieron congelar, con calma, los últimos segundos del encuentro.