MENU
EBA-TABI-FLECHA

El Lointek Gernika es segundo, el Zornotza se reencuentra con la victoria y el Santurtzi, en escalda

(FOTO: Tin Urquijo/Tabirako) Este fin de semana ha habido de todo para los equipos bizkainos. La cara positiva, que el Lointek Gernika Bizkaia es segundo en la tabla tras ganar ante el Cadí. También ganó el Zornotza y lo hizo ante el líder en la primera victoria de 2020. Además el Santurtzi sigue demostrando que está en línea ascendente ganando al Solares. Y sin complicaciones para el Bidaideak Bilbao BSR en su visita al colista.

GRAN CANARIA 92 – RETABET BILBAO BASKET 54

No pudo alargar su racha positiva el RETAbet que se topó con un Gran Canaria que desde el arranque marcó diferencias. Al buen inicio canario hubo que sumarle la lesión de Brown, y del 9-3 se pasó al 16-5. Las poco constantes intentonas por recortar distancias no fructificaron y nunca hubo opción de discutir la victoria local.

CADÍ LA SEU 67 – LOINTEK GERNIKA BIZKAIA 74

Tras 18 jornadas de Liga Regular el Lointek Gernika Bizkaia es segundo en la LF Endesa. Lo es porque venció en su visita al Cadí La Seu en un partido que controló hasta el minuto 32 cuando se colocó 21 arriba, pero entonces llegó la reacción local con parcial de 28-10 que puso contra las cuerdas a las gernikarras que salieron airosas. La derrota del Girona aúpa a las de Mario López al segundo puesto por detrás del Perfumerías Avenida.

GDKO IBAIZABAL 64 – FERROL 92

Importante fase de la temporada para el GDKO que en este tramo se mide a los equipos más fuertes del grupo. En esta ocasión visitó Urreta uno de los grandes favoritos al ascenso el Baxi Ferrol. Tras una primera mitad con gran equilibrio y con el juego interior como gran protagonista, llegó el bombardeo exterior de las gallegas que dispararon la renta e inclinaron la balanza a su favor.

HGB AUSARTA BARAKALDO 72 – SINERGIA REAL CANOE 92

El HGB Ausarta sigue demostrando su crecimiento en la competición. Esta vez no lo acompañó con una victoria pero sí plantando cara a todo un Canoe durante 30 minutos. La mayor solvencia de las madrileña desde el perímetro decantó el duelo en el que Patricia Soler sumó 23 puntos y 10 rebotes llegando a los 34 de valoración.

ZORNOTZA ST 93 – TIZONA 72

El Zornotza se desquitó ante el líder de toda la situación compleja que está viviendo en los últimos meses. El 12-0 inicial ya auguraba los mejores presagios. El equipo de Amorebieta-Etxano funcionó en bloque, fueron constantes durante los 40 minutos, aguantaron los envites del conjunto burgalés y definieron con soltura. Victoria con valor mental más que clasificatorio.

TABIRAKO BAQUÉ 67 – LA FLECHA 74

El Tabirako Baqué rozó la victoria ante La Flecha triunfo que le hubiera servido para dar el salto de la zona media a la zona media-alta. Y no pudo ser por muy poco porque el choque llegó al último tramo con 57-55 en el luminoso. Los cafeteros contestaban con triples a las incursiones de Jorge Martínez pero no hubo el mismo acierto en el tramo final y la victoria voló de Landako.

SOLARES 76 – SANTURTZI 91

Segunda victoria consecutiva del Santurtzi y lo hizo como visitante ante un rival directo en eso de huir de la zona de peligro. Tras un primer cuarto con muchas alegrías ofensivas, los moreados se pusieron el mono de trabajo y fueron disminuyendo la aportación de los cántabros mientras que la producción propia se mantuvo en 21 puntos en el resto de los parciales. El juego equilibro y coral con un destacado Sergio Iglesias que firmó 23 puntos fueron algunas de las claves del duelo.

LAS ROZAS 34 – BIDAIDEAK BILBAO BSR 76

Cumplió Bidaideak, sin más, en su visita a la ciudad residencial del alfoz madrileño de Las Rozas, sabedor de que del partido que les enfrentaba al conjunto local -último en la clasificación sin victoria alguna en su haber- sólo debía salir con los puntos hacia Bilbao y sin ningún contratiempo en forma de lesiones. Las exigencias de buen baloncesto las tendrá que poner encima de la mesa el viernes y sábado próximo, si quiere que el paso de la Champions por Bilbao, selle su pasaporte para los cuartos de final de la máxima competición internacional. Y, pareció claro que en la mente de todos los jugadores que Esteban Nuñez desplazó a Madrid estaba inscrita la palabra cautela desde que sus sillas tocaron el parqué del coqueto polideportivo municipal de Las Matas. Ningún esfuerzo de más, ningún choque a cien. Los cuarenta minutos lo fueron de bsr light con marcador sentenciado desde comienzo y con el pasar del contador del tiempo como único gran aliciente.