MENU
SALLEKO-ENT

Asier González (CB Salleko): “Nuestro objetivo es que cada jugador de base vaya a ver al senior”

Tras haber pasado por todas las facetas en el club de su vida, Asier González emprendió la temporada pasada el reto de devolver al CB Salleko a Autonómica desde el banquillo. La F4 deparó al equipo sestaotarra un desenlace cruel, pero un giro de los acontecimientos en verano posibilitó el ascenso. Ahora, y con la juventud por bandera, el CB Salleko ha vuelto a Autonómica para quedarse e ilusionar a su base. Charlamos con González del proyecto de club, del equipo autonómico y de otros muchos aspectos relativos al CB Salleko.

Asier, lo primero que queremos tratar es el proyecto de club que tiene el CB Salleko, y para eso debemos conocer un poco más el municipio de Sestao. ¿Cómo es Sestao como localidad? ¿Qué deportes gustan más?

Sestao es un municipio pequeño, con aproximadamente 27.000 habitantes. Desgraciadamente para nosotros y afortunadamente para l@s chaval@s, existen muchas alternativas de ocio. Dos clubes de fútbol, un club de remo, el voleibol en pleno auge… incluso hay un club de petanca.

¿Cómo os llegan los jugadores? ¿La Salle Sestao?

En su día, teníamos siempre un equipo por generación, pero las circunstancias han variado mucho, e incluso nos cuesta sacar equipos juntando dos generaciones en una categoría. Salleko nace del colegio de los hermanos de La Salle. La mayor cantidad de niños procede del colegio, y en los inicios llegamos a sumar un 90% de jugadores del colegio, pero evidentemente nos hemos abierto poco a poco.

¿Dónde entrenáis y cuántos equipos tenéis?

Tenemos un equipo por categoría en femenino y masculino desde premini hasta junior. Todos, exceptuando los dos seniors, entrenan en el colegio de La Salle. Tuvimos una etapa en la que los escolares entrenaban en el polideportivo, pero una vez que se cubrió volvieron al colegio.

¿Cuál es el objetivo último del club?

Tanto el año pasado como este yo no he sido directivo. La política del club es clara, y se basa en intentar ser referente en el baloncesto del municipio. Tratamos de congregar al mayor número de jugadores posible y visibilizar el trabajo del CB Salleko en Sestao. Marrazoak es el otro club de baloncesto en la localidad, pero su objetivo es diferente al nuestro. No solemos centrarnos en objetivos concretos directivos, sino en el ámbito social, buscando el crecimiento y realización de eventos en el pueblo.

SALLEKO-ENT4

Hay muchos clubes que os rodean en vuestro entorno. ¿Qué piensas de la salud del baloncesto en la margen izquierda?

Desde fuera, he podido observar que Paules ha crecido mucho en volumen y en resultados en Barakaldo. También es llamativo el caso de Oribeltza, que creció y ahora se ha estancado un poco. Nosotros, creo, somos un caso excepcional con muchos altibajos en la participación. Nuestra idea es siempre trabajar con la gente de casa y no llamar jugadores de otros clubes, porque consideramos que puede ser ‘pan para hoy y hambre para mañana’. Consideramos que debemos mantener la identidad de Sestao.

Nos interesamos ahora por tu situación personal. ¿Cómo es la situación para que aceptes dirigir al senior ya hace dos años?

Tras dejar de jugar hace dos años, me tomé un año sabático que para mí era necesario. Únicamente me dediqué a ir a ver a mis amigos y excompañeros, que seguían jugando mientras yo me mantenía al margen. Después del descanso, los jugadores comenzaron a animarme para que volviese al club. Acabaron por convencerme porque la relación que tengo con ellos, principalmente con la generación del 98, a los que he entrenado durante más de una década, no es solo de entrenador-jugador, sino que hay una gran amistad.

¿Con qué te quedas de esta experiencia? Ahora hay que exprimirles más….

Sí es cierto que llevo muchos años con ellos pero creo que el secreto es que nos respetamos y sabemos diferenciarlo, y eso posibilita que la situación vaya sobre ruedas. Ellos logran sacar lo mejor de mí y a la inversa.

Me quedo con las personas, ya que ellos son mis amigos. Estoy para lo que me necesiten y ellos siempre me echan un cable cuando la necesidad la tengo yo.

Este verano haces el grado II. ¿Cuál es tu mayor motivación?

Yo era de esos que decía que nunca se sacaría el segundo grado (risas). Fundamentalmente, lo he hecho porque en autonómica es necesario para poder dirigir. Al final, lo he acabado disfrutando porque se trata de mi pasión, que es el baloncesto. Y debo decir que hemos tenido grandes jugadores.

Cambiando de tercio, vamos hacia la actualidad… el año pasado disputasteis la regional y jugasteis la fase de ascenso por subir. ¿Cómo fue la F4 y todas las sensaciones que generó ese fin de semana?

Disfruté muchísimo del fin de semana. Tenemos la suerte de que, no sé por qué motivo, tenemos cada fin de semana mucha gente que se acerca a Las Llanas a ver y animar a los nuestros. Para mí, esos días fueron ideales. Aunque no metiésemos la última canasta, no cambiaría nada de lo que sucedió. No llegamos en buen estado de juego pero las ganas y el coraje del equipo hicieron que pasásemos a la final tras vencer en la prórroga ante Jesuitinas. En la final, ante los veteranos del Leioa Berri, competimos hasta el final y les hicimos sufrir mucho.

SALLEKO-ENT2

Mantenéis el bloque del año pasado a este en la plantilla. Cuéntanos cómo es tu róster.

Seremos los mismos. Tendremos 11 jugadores con ficha del equipo de autonómica, los mismos que el año pasado. Nos ayudan 4 jugadores del regional que seguramente acaben entrando paulatinamente en el equipo, y además tenemos a dos jugadores juniors que queremos que se amolden al equipo. Estoy muy contento con la plantilla, que es esencialmente joven con solo tres veteranos.

¿Qué busca generar el CB Salleko con un equipo en Nacional y cómo se da la oportunidad?

Casi todos los jugadores escolares van el domingo a ver al senior a Las Llanas. Nuestro objetivo es que cada jugador de la base se acerque a verlo y fije su objetivo en acabar jugando en nuestro equipo más representativo.

Ya en la Final a 4, el entrenador del Leioa Berri nos comentó que no era su idea ejecutar el derecho a ascender y a partir de ahí pudimos empezar a hablar con los jugadores. Como no podía ser de otra manera, el compromiso del equipo tenía que ascender si cabe un puntito más. Se trata de una competición muy dura en la que los equipos se juegan hasta la última jornada la salvación.

¿Qué es para vosotros jugar con un equipo de casa en esta categoría?

Como esta plantilla es muy joven, lo cogemos con muchas ganas. Hemos hecho una buena pretemporada y los jugadores están muy ilusionados.

Yo he jugado muchos años en esta categoría, y mi último recuerdo es de sufrimiento por la edad… (risas). Decidí dejar mi hueco a los jugadores que siempre he entrenado, y ahora para mí es una motivación por volver a intentar ganar a equipos con los que ya me enfrenté en la cancha.

¿Tenéis algún objetivo más allá de la permanencia? ¿Cuál?

Nuestro principal objetivo es que los jugadores sigan mejorando. De nuestra plantilla, solo tres jugadores son mayores de veintitrés años y tenemos que seguir formándoles porque tienen mucho que dar.

SALLEKO-ENT3