MENU
F4-BB-FINAL

Un año después, ¡el RETAbet regresa a la ACB!

Ha sabido rehacerse, competir en la complicada categoría que es la LEB Oro, ser un equipo puntero, ha sabido sufrir, ha sabido transmitir ilusión a la afición y contagiar lo suficiente para llenar el Bilbao Arena en los momentos clave de la temporada. En la Final Four de ascenso disputada este fin de semana, el RETAbet ha aglutinado todo eso en dos días para ganar en semifinales al Melilla Baloncesto (75-68) y en la final al Iberojet Palma (62-55), eso sí, trabajándoselo mucho y con tintes dramáticos por momentos. Final feliz y el Bilbao Basket que regresa a la elite una temporada después de su descenso.

Con un ambiente espectacular, con lleno hasta la bandera y emoción a raudales arrancaron los 40 minutos que separaban al RETAbet de su regreso a la ACB. Abrió la cuenta general Bivia y casi 2 minutos y medio tardó Larsen en inaugurar la particular del Bilbao Basket. Zoneaba el conjunto balear y la respuesta fueron dos triples de Schreiner y un mate de Demetrio que sería una acción de 2+1 para el 11-4 en el marcador. Siguió la escalada bilbaína y un triple de Martínez obligó al tiempo muerto de Félix Alonso (16-8). De ahí despertó el Iberojet más incisivo, más acertado, bien guiado por Alejandro Hernández, pero cualquier atisbo de duda la resolvió Javi Salgado con un triple sobre la bocina del primer cuarto que hizo las delicias de los 9.000 seguidores bilbaínos.

En el segundo período se espesó la circulación bilbaína, el Palma jugaba cómodo, se llegaba tarde en defensa y se cedían segundas opciones. Todo eso llevó al 24-24 a los 15 minutos de juego. Balsámico el triple de Schreiner pero el conjunto balear demostraba que no se dejaba amedrentar por la presión ambiental y que tenía argumentos baloncestísticos para discutirle la victoria al conjunto bizkaino. En este tramo precisamente lo hombres de negro estuvieron más preocupados por los agravios arbitrales que por otras cuestiones. Pese a todo la conexión por encima del aro de Schreiner-Lammers elevó los ánimos y la renta al +8 (33-25, min.18). Poco variaría la situación para el descanso, 33-27.

En la reanudación, la cuarta de Larsen llegó demasiado pronto, con 16 minutos por jugarse. Demetrio le sustituyó a la perfección, certero cerca y lejos del aro, el brasileño también interpretó bien el juego sin balón en el bloqueo directo. Pero el Iberojet no se descolgaba porque tres robos de Quintela evidenciaban los problemas para fluir en ataque de los hombres de negro. Para afrontar el último cuarto, un inquietante 42-40.

Y siguieron las dudas cuando el Iberojet volvía a ponerse por delante con el 42-44 después de no haberlo hecho desde el 0-2 y 2-4 inicial. Salió al rescate de los bilbaínos el Bilbao Arena y Javi Salgado que le puso el cerebro al RETAbet y Lammers el físico y el corazón que necesitaba el equipo. Con 53-50 se entró a los 3 últimos minutos. Después llegaría el mate de Guerra, la respuesta de Lammers, el triple de Barac y el tiempo muerto de Álex Mumbrú (55-55). Final de infarto. Un minuto sin anotar y Brown que se abalanza hacia el aro para sacar un 2+1 que sitúa el 58-55 a 50 segundos del final. Con tres pequeños se la juegaBA Mumbrú en los últimos segundos (Brown, Salgado y Schreiner). Se precipitó Bavia y el triple de Schreiner era medio ascenso a 16 segundos del final (61-55). Por si había dudas finiquitó Salgado con un tiro libre y el triunfo y el ascenso fue para el RETAbet ante una entregada parroquia que permaneció durante todos los festejos.

Galería de fotos

Estadístcias