MENU
LOINTEK-BEMBIBRE

Lointek Gernika Bizkaia, RETAbet Bilbao Basket, Zornotza y Bilbao BSR, victorias para seguir en zona alta

El pleno de triunfos de los equipos bizkainos en competiciones FEB se ha resistido este fin de semana pero ha estado muy cerca. Lointek Gernika Bizkaia, RETAbet Bilbao Basket, Zornotza y Bilbao BSR consiguen triunfos que les permiten estar en la zona alta de la tabla. No pudo ser en el caso del Santurtzi y el GDKO Ibaizabal.

LOINTEK GERNIKA BIZKAIA 80 – BEMBIBRE 60

El Lointek vuelve a ser colíder de la Liga Dia. Lo es porque hizo los deberes ante el Bembibre en un partido que en su primer cuarto estuvo marcado por el acierto de ambos conjuntos, en el segundo período el equipo gernikarra abrió ligera brecha con la segunda unidad apretando en defensa y tras el descanso ni el Lointek Gernika Bizkaia rompía ni el Bembire recortaba distancias hasta que un parcial de 15-2 en el último cuarto remató al equipo leonés. El triunfo del Girona sobre el Avenida deja un triple empate en cabeza a bizkainas, catalanas y salmantinas, los tres equipos con balance de 9-1.

RETABET BILBAO BASKET 73 – OURENSE RIO TERMAL 60

El RETAbet pisó el acelerador en el último tramo para superar al Ourense y seguir en zona alta. En el primer cuarto la iniciativa la llevó el equipo bilbaíno pero un triple sobre la bocina dese el medio campo de Zamora fue el primer aviso de los gallegos que recortaban al 20-16. Parecía que había sido algo anecdótico y que los de Álex Mumbrú retomarían las diferencias pero no fue así, parcial de 0-12 visitante para comprometer un partido que se decidió en el último cuarto cuando los bilbaínos arrancaron con un parcial de 8-0 que coronó Salgado con un triple.

JUARISTI ISB 63 – ZORNOTZA ST 64

En la convulsa Conferencia Oeste de la LEB Plata, el Zornotza rascó in extremis la victoria en Azpeitia y se sitúa colíder con otros tres equipos. Parecía tener controlado el derbi vasco el equipo de Mikel Garitaonandia cuando llegaba con 42-57 al último cuarto, pero nada más lejos de la realidad. A base de triples los azpeitiarras asestaron un parcial de 21-7 para colocarse 63-64 a 90 segundos del final. La inoperancia ofensiva de los zornotzarras continuó pero fue de la mano con los errores locales que justo en el momento clave fueron incapaces de rematar la remontada.

ARDOI 67 – GDKO IBAIZABAL 64

El GDKO tenía este sábado una complicada visita, desplazamiento a tierras navarras ante el segundo mejor equipo de la competición hasta el momento, el Ardoi. Rozó el triunfo el equipo de Josema Alcántara pero su apagón en el último cuarto condenó 35 buenos minutos. Tras una primera mitad igualada, 30-31, el GDKO coge velocidad y al buen trabajo interior de Lázaro y la solvencia de Peyton se une el acierto exterior de Barneda para colocar a las galdakaoztarras 14 arriba ya en los primeros compases del último cuarto. Entonces llegó el apagón del Ibaizabal, no se vio aro en los últimos 5 minutos y el Ardoi se creció hasta voltear el marcador.

TIZONA 84 – SANTURTZI SK 65

El conjunto morado se fue de vació de su visita a El Plantío en un partido en el que se desconectó en el tercer cuarto lo justo para que los locales aprovecharan para desequilibrar un partido igualado con un parcial de 27-13 y la falta de acierto de los morados desde el arco impidió cualquier atisbo de remontada.

BIDAIDEAK BILBAO BSR 65 – AMIBEL 37

Estaba convocada la emoción en Txurdinaga para que el último partido del 2018 fuera el del broche de oro de un año extraordinario para el Bidaideak. Este quería regalar a su siempre fiel y animosa hinchada la mejor de sus versiones y, desde luego,para ello necesitaba que la incertidumbre se personara a las 18,30 en la cancha del popular barrio bilbaíno. Pero lo cierto es que no compareció. Desde el primero de los minutos, los locales se encontraron con unos rivales que parecían atragantados de kilómetros y poco convencidos de que podían mostrar en Bilbao las señas de identidad de equipo batallador.  Y así, sin contrario que apretara en la cancha y en el marcador, el partido se convirtió en un simple esperar que los minutos fueran cayendo, para que cuanto antes las colegiadas lo dieran por finalizado. Cierto es que hubo champagne para celebrar el año, pero los bilbaínos no tuvieron que mezclarlo con su sudor, porque tampoco éste fue necesario.