MENU
ZST

Los nuestros siguen encabezando la Liga Dia y la LEB Oro

Gran fin de semana para los equipos bizkainos en competiciones FEB. El Lointek regresó del parón de las ventanas FIBA demostrando una vez más su poderío y que sigue invicto y líder en la Liga Dia. El RETAbet venció en la casa del colista con mucho trabajo. Con arranque espectacular fulminó el GDKO al Lima Horta y sabiendo sufrir se impuso el Zornotza al Marín. También el Bidaideak Bilbao BSR prolonga su gran momento a costa del Valladolid. La única derrota llegó en el Mikel Trueba con el Santurtzi cediendo ante Piélagos.

ENSINO 65 – LOINTEK GERNIKA BIZKAIA 77

El Lointek Gernika Bizkaia sigue en lo más alto de la tabla. Siete encuentros en la Liga Dia y siete victorias. Continúa colíder junto al Perfumerías Avenida y todo tras imponerse en Lugo al Ensino en un partido brillante de las gernikarras en la primera mitad, especialmente en el apartado ofensivo (32-50, al descanso), para en la segunda mitad administrar bien la renta y alcanzar por momentos la veintena de diferencia. En los intentos de reacción local las gallegas nunca lograron bajar de la decena.

PRAT 66 – RETABET BILBAO BASKET 73

No hay triunfos fáciles en la LEB Oro y la visita al colista no es una garantía de nada. El RETAbet se lo tuvo que trabajar y mucho para imponerse en tierras catalanas. Choque muy equilibrado en su primera mitad (29-30) que en el arranque de la segunda empezaba a tener color bizkaino cuando el RETAbet se colocaba 34-43. La respuesta local fue un parcial de 8-0 para llevar el choque igualado al último cuarto. En el intercambio de triples los de Álex Mumbrú fueron más constantes y la victoria se la llevaron los bilbaínos.

GDKO IBAIZABAL 86 – LIMA HORTA 68

Tan sólo 10 minutos bastaron para que el GDKO Ibaizabal resolviera su duelo con el Lima Horta. En ese primer período las de Josema Alcántara estuvieron excelsas desde la línea de tres puntos con un 10/18 en triples al final del choque, María España estuvo inconmensurable en ese apartado y Lázaro puso el contrapunto de equilibrio en la pintura para establecer el 30-13 inicial. Intentó el equipo catalán reaccionar en la segunda mitad pero el GDKO estuvo sólido atrás y siguió clarividente en ataque para resolver a su favor.

ZORNOTZA ST 71 – MARÍN 67

Importante victoria la del Zornotza de cara a estar en el grupo de ascenso, más al hacerlo ante un rival directo como el Marín. Todo en un partido muy equilibrado en el que los zornotzarras consiguieron entrar centrados, resolver la presión visitante, estar finos desde el triple con un gran Mazaira y así contrarrestar las dificultades en las inmediaciones del aro donde mandaba el equipo gallego. Al descanso, 37-31. Ninguno de los dos conjuntos fue capaz de abrir brecha y un parcial del Marín de 0-9 coloca el 61-65 a 3 minutos del final. Reaccionó a tiempo el Zornotza devolviendo un parcial de 10-2 que decidía el choque.

SANTURTZI 65 – PIÉLAGOS 84

El buen inicio del choque del Santurtzi hacía presagiar lo mejor. Corregidas las dificultades de otras ocasiones para entrar en partido el 24-14 era esperanzador. De la mano de Albert Real se rehicieron los cántabros para igualar la contienda antes del descanso, 38-36. En la reanudación se decantó la balanza hacia los visitantes. Brais Gago y García Arribas aparecieron en escena para Piélagos,que materializó su dominio reboteador con un parcial de 0-12 de inicio que les colocaba con una útil renta de 10 puntos que manejarían y aumentarían. Daniel García Laya continuó castigando la pintura local con sus capturas ofensivas que generaban puntos inmediatos o segundas opciones y una canasta de Seck cerró un nefasto tercer asalto para los morados (9-28 de parcial y 47-64).

BIDAIDEAK 87 – FUNDACIÓN GRUPO NORTE VALLADOLID 58

El Bidaideak alarga su buen momento a costa del Valladolid. En el primer parcial el comportamiento de los locales fue arrollador. Fuertes en defensa y acertados en el tiro, no dieron opción alguna a los pucelanos, que sólo podían apelar a la calidad del iraní Omid para que el resultado no fuera aún más devastador. El 22-9 con el que se cerraron los 10 primeros minutos fue fiel reflejo de lo que en cancha ocurría. Los segundos 10, no transcurrieron de otra forma. Los de negro seguían machacando el aro rival mientras los de morado se encontraban literalmente contra las cuerdas y sin poder de reacción. De nuevo el luminoso lo aclaraba todo: en el descanso señalaba un 43 a 19. El resultado hubiera sido de escándalo si en la reanudación no se hubiera conjugado una mejor aportación en ataque de los hombres clave de los pucelanos – el siempre aplaudido y recordado en Bilbao, Juanjo Alonso, y Omid Hadihazar- con un cierta relajación defensiva de los locales, que llevó a que en el tercer parcial las diferencias apenas se ensancharan y que el cuarto terminara con un parcial de 21 a 20. Aun así la diferencia de 29 puntos en el marcador al finalizar los 40 minutos era suficientemente divulgativa del transcurrir del encuentro.