MENU
  • U20-BIZKAIA-ISB
  • U20-BIZKAIA-ISB2
  • U20-BIZKAIA-ISB3
  • U20-BIZKAIA-ISB5
  • U20-BIZKAIA-ISB8
  • U20-BIZKAIA-ISB7
  • U20-BIZKAIA-ISB6

Bizkaia puede con el Disdira (53-79) y revalida su hegemonía en el LIII Torneo de Madalenas 2018

La selección de Bizkaia U20M ha vuelto a imponerse en Arrigorriaga en el LIII Torneo de Madalenas 2018. Este viernes cerró el Torneo con una nueva victoria, en este caso ante el Disdira Bitxitegia por 53 a 79 en un partido en el que desde el segundo parcial los bizkainos fueron por delante en el luminoso y el juego interior decidió en el último cuarto. En el descanso del partido homenaje a toda una institución en el CB Padura, Gorka de Juan, que tras 34 años cuelga las botas en el club de su vida. La camiseta número 5 del Padura ha sido retirada junto a las de Asier Cabelo e Iker Madariaga.

Comenzó el Disdira Bitxitegia llevando la iniciativa en el marcador. Sin la eficacia exterior de la primera jornada a Bizkaia le costó hacer puntos en el primer tramo del partido (12-6, min.7). Se buscó anotar de cerca pero Manjón no estuvo muy resolutivo, tampoco Moja y en el otro aro el triple del 9 en la penúltima posesión del primer cuarto subía el 19-10 con el que se encararía el segundo asalto.

Jugadas más elaboradas de los azpeitiarras eran la causa del 21-10. Condicionó a los suyos la tercera personal del 15, el pívot del Disdira y con la introducción de cambios del seleccionador bizkaino empezó a cambiar el panorama. Más verticalidad de los exteriores, subieron líneas en defensa los bizkainos, Aranzabal resolvía dentro y dos triples de Betolaza asestaron un parcial de 0-14 que volteaba la situación mediado el segundo cuarto (21-24). Mantuvo la dinámica Bizkaia, buena pelea la que ofreció el 9 en ambos aros y como los triples entraron la solvencia de los de Carlos Ballesteros aumentó a la par que la diferencia en el marcador, 32-40.

Tras la reanudación, en cuanto Bizkaia se relajó atrás, el Iraurgi se creció. Sin grandes alardes el equipo azpeitiarra recortó al 45-46 y metía presión a los bizkainos. Éstos resolvieron con un par de contraataques fruto de dos buenas defensas y de esa manera encadenaron 8 puntos para llegar al último capítulo con cierto colchón. Los pívots de Carlos Ballesteros, González y Manjón, jugaron muy bien sus opciones, con y sin balón, y de ahí el 47-59 (min.32) y el tiempo muerto de los gipuzkoanos. Se rompió el choque dos minutos después cuando se abrió brecha al 47-64 de nuevo con la clave interior en ataque.