MENU
CF-ESP-BERRIO-ESC

LIGAS ESPECIALES BIZKAINAS: General Óptica Berrio Otxoa se aferra a sus opciones de Final a Ocho

Se van aclarando cuestiones en las Ligas Especiales de Bizkaia. El triunfo del General Óptica Berrio Otxoa en Cadete Femenino permite dejar prácticamente roto el grupo entre los 4 de cabeza y los 4 de cola. Interesante también ha sido ver cómo Construcciones Armenti Ibaizabal ha acabado con la condición de invicto de Dosa en Junior Masculino y deja también partida en dos la A1.

JUNIOR MASCULINO

La jornada novena en la A1 de juvenil masculino deparó la perdida de condición de invicto que ostentaba el líder Dosa Salesianos. Ibaizabal, en un encuentro cerrado e igualado, logró llevarse el gato al agua en Urreta después de ejecutar sus opciones con más precisión en los últimos minutos. Berrio Otxoa retomó la senda de la victoria venciendo a Padura en Santutxu por 56 a 39 a través de una gran defensa. La Salle aprovechó la derrota de Salesianos para acercarse en la tabla y dominó al Leioa B a domicilio en Kandelazubieta por 41-83. Por último, Leioa hizo valer el factor cancha ante Unamuno, que no pudo combatir el acierto total (84-51).

JUNIOR FEMENINO

Tantos triunfos locales como visitantes hubo en la novena fecha de la liga especial de junior femenino. Dosa Salesianos, colista que aún no conoce la victoria, se quedó con la miel en los labios y muy cerca de hacerse con el primer punto positivo en su feudo. No obstante, la balanza se decantó de parte de Unamuno en los últimos minutos (66-68). La Salle fue contundente a domicilio y logró imponerse a un competitivo Getxosaski que peleó, pero se descolgó del choque (43-71). Zornotza recuperó el camino de la victoria en Arrigorriaga por poco (47-50) y Askartza refrendó su buen estado de forma y liderato ante Mungia en el colegio claretiano por 49 a 43.

CADETE MASCULINO

Tres victorias visitantes y únicamente una local en los partidos correspondientes a la jornada de cadete especial. Solo Santurtzi cosechó el triunfo como local, imponiendo su ritmo desde el principio y dominando a Patronato Maristas para llevarse finalmente también el average (66-30). Getxo corroboró su resurrección en Landako y se hizo con la victoria ante un Tabirako Baqué que acumula dos derrotas consecutivas. Unamuno ganó a Loiola a domicilio en el derbi bilbaíno y materializó su superioridad física por 29-49. Finalmente y en un duelo de gran relevancia en la tabla clasificatoria, Leioa se llevó el partido en un gran choque en la tarde del sábado en Moyua por 77-88.

CADETE FEMENINO

No hubo resultados sorprendentes que alteraran las posiciones clasificatorias en la pasada fecha de cadete femenino. Ambos conjuntos cafeteros cosecharon respectivas victorias en encuentros diferentes para mantenerse en cabeza de la clasificación. El Tabirako Baqué A ESP sobrepasó al Águilas Salesianos en Deusto en un partido en el que las defensas se impusieron a los ataques (39-52). El ESP venció con holgura en Kandelazubieta ante el inédito y colista Leioa por 37-70. Por su parte, Unamuno resolvió su choque en el último cuarto y se embolsó el triunfo por un único punto ante el Getxo de Marta Angulo (59-60). En el que supondría el enfrentamiento de la jornada, el Berrio Otxoa de Endika Jiménez logró una valiosa victoria ante el Escolapios de Aitor Leizea, en un duelo entre dos equipos con trayectorias opuestas.

El desacierto fue la tónica adoptada por ambos conjuntos en el inicio del envite. No obstante, sumidos en el mar de imprecisiones, las visitantes de Moyua manejaron las primeras rentas favorables producto del gran despliegue defensivo que realizaron durante los primeros diez minutos de partido (9-12). El choque se abriría relativamente en el segundo cuarto, mientras que ambas escuadras hallaron diferentes vías para anotar y mellar la defensa del contrincante. La seriedad e igualdad se erigían como banderas del encuentro entre dos conjuntos consistentes y tácticas muy elaboradas. Al descanso, las locales recortaban un punto con respecto al marcador del primer cuarto (24-26).

Las pupilas de Endika Jiménez se pusieron manos a la obra en la reanudación de la competición, pero las de Moyua no aflojaron y fueron capaces de agarrarse el partido en todo momento. Ambas plantillas competían hasta la saciedad y el electrónico lo demostraba con constantes intentonas por ponerse por delante del cuadro de Santutxu. Aitor Leizea alentaba a las suyas desde el banquillo visitante. Las visitantes lograron entonces despegarse mínimamente en el marcador al final del tercer período (33-37). Nuevamente en el polideportivo del colegio Berrio Otxoa la victoria se decidiría en los últimos compases. Las de Jiménez dieron aún un plus más, lo que propició que le dieran la vuelta al marcador y el acierto desde la línea del tiro libre cobró una importancia capital para definir el vencedor del encuentro. Las rojillas acertaron, con un gran porcentaje, mientras las de Leizea carecieron de la suerte necesaria para decantar la balanza de su lado. Al final, victoria para las del colegio de Santutxu por 53-49.