MENU
PATRONATO-CAD-MASC

LIGAS ESPECIALES BIZKAINAS: Ya tenemos muchos finalistas

A falta de tres jornadas para la conclusión, ya empiezan a estar decididos los cuatro equipos que participarán en las finales de Bizkaia. En Júnior Masculino sólo queda decidir las plazas que ocuparán Dosa, La Salle, Leioa y Construcciones Armenti. Salvo la clasificación de Askartza y virtualmente la de La Salle, el resto está por decidir en Júnior Femenina, similar sucede en Cadete Masculino con Leioa y Santurtzi como únicos equipos con pasaporte asegurado y casi sin emoción en Cadete Femenina con los Tabirakos en las finales junto a Unamuno y virtualmente el General Óptica Berrio Otxoa.

JUNIOR FEMENINO

Nueva gran sorpresa en la categoría de junior femenino y pleno de victorias locales. La sorpresa la llevó a cabo el mismo equipo que ya fuera protagonista la semana pasada y en el mismo escenario. El Dosa Salesianos de Ivan Gil salió victorioso del envite ante el otro coco del grupo, La Salle, que marchaba primero en la clasificación. El conjunto fabril cosechó su segunda victoria por 65 a 62. Por su parte, el Unamuno de Xabi Martín puso en práctica su juego y su defensa ajustada para imponerse al Zornotza de Javi Martínez por 42-33 en la pugna por los puestos de mitad de tabla. Por último, el actual líder Askartza de Jon Ortiz se hizo fuerte en casa en un partido de gran anotación para ganar a la revelación, el Padura,  por 80 a 65.

JUNIOR MASCULINO

Únicamente un Ibaizabal en buen estado de forma rompió la tendencia de victorias visitantes. Lo hizo ante un irregular Unamuno que no pudo competir en Urreta ante el poderío físico local, 74-50. El primer clasificado Dosa Salesianos salvó un complicado compromiso en su visita al frontón de Berrio Otxoa  y venció con consistencia y holgura a los pupilos de Nahi Monge (47-64). En la reedición de uno de los cruces de ascenso a Liga Vasca, La Salle logró la victoria en Arrigorriaga a través de la solidez y del trabajo (49-59). Para terminar, en el derbi entre los dos equipos de Leioa, el A se hizo fuerte y rompió el partido rápidamente para embolsarse la victoria y ganar confianza (54-95).

CADETE FEMENINO

Todos los partidos de la categoría cadete femenino se resolvieron por diferencias inferiores a la decena de puntos, en una nueva muestra de la igualdad de las ligas vizcaínas. El Águilas Salesianos A rompió su racha de 5 derrotas consecutivas en su feudo ante el Escolapios de Aitor Leizea, equipo al que se le resisten sobremanera los instantes finales y decisivos de los encuentros en las últimas fechas (45-43). En el duelo entre los dos rosters cafeteros, el Tabirako A ESP venció al ESP por 3 puntos y amplió la ventaja que ostenta por el liderato (54-51). El General Óptica Berrio Otxoa cosechó su tercer triunfo seguido ante un Unamuno que le precedía en la clasificación (54-51). El Getxosaski de Marta Angulo se llevó la victoria de Kandelazubieta ante el Leioa por 48-56  para cerrar la jornada.

CADETE MASCULINO

El líder Leioa de Iñaki Sedano fue la única escuadra que logró la victoria como local en la undécima jornada de la A1 cadete masculina. Los de Kandelazubieta se impusieron al Unamuno B en un partido en el que maniataron a los azulones mediante el acierto exterior (72-44). Getxosaski confirmó su evidente línea ascendente ante un Escolapios que suma 4 derrotas consecutivas y que cayó como local por 52-70. Los de Txutxo Sanz recuperan la posibilidad de jugar la Final a 4. Santurtzi refrendó su buena racha y se impuso en Indautxu después de obtener su ventaja en el tercer cuarto mediante su defensa. Por último, en el duelo de la jornada entre el Tabirako y Patronato Maristas, los bilbaínos se llevaron el triunfo de Landako por 63-66 en un choque trascendental por la clasificación a la Final a 4.

En Tabira, el Patronato Maristas entró mejor en el partido con el objetivo de mantenerse a tiro de los puestos cabeceros de la tabla. Los jugadores infantiles Chacon y Rodríguez castigaban continuamente la defensa de los jugadores interiores de Tabirako Baqué, en clara inferioridad física. Sin embargo, los cafeteros reflotaban y recuperaban distancias a través de lanzamientos exteriores de Blanco, principalmente. Podía palparse la tensión producto de la igualdad pero los pupilos de Jesús Ituiño llevaban la delantera en todos los instantes de juego según registraba el electrónico.

Durante la segunda parte el equilibrio propició pequeñas alternancias en el electrónico. Los bilbaínos incrementaron su intensidad de la mano de Alaña y castigaron la defensa de Tabirako mediante penetraciones que no pudieron frenar los de Durango. No obstante, los porcentajes de lanzamiento perimetral fueron descendiendo y, pese a ello, a los momentos decisivos se llegó con la máxima igualdad. En esa tesitura los de Iturribide se manejaron mejor y agarraron la iniciativa, aunque Tabirako pudo mandar el partido a la prórroga pero erró dos lanzamientos triples liberados. Finalmente, el marcador señalaría 63-66 favorable a los visitantes.