MENU
cova

“Cova” formakuntza eta parte hartze saskibaloia, bere osotasunean

44 urte saskibaloian.37 entrenatzen.Umeak.  Formakuntza, pasioa eta ilusioa, beraien eskuetan baloi bat izanik, saskiaren inguruan disfrutatzen duten gazteen zerbitzura. 51 urterekin, Covadonga Goyagak ,”Cova”, zuzentzen dituen talde bakoitza nola hazten den ikusi eta dibertitzeaz harro egon daiteke. Entrenatzaile Nazionala da eta Erroma eta Gobela kiroldegietan ibiltzen dira gaur egun gehien gustatzen zaiona egiten. Eskola, bi mini eta Getxosaskiko haur mailako talde bat zuzentzen ditu.

Adiskidetasuna, errespetua eta elkarbanatzeko plazerra dira berak irakasten dituen baloreak, beti ere formakuntzako saskibaloiari loturik.

——–

Cova, lo primero que nos gustaría saber es cuántos años llevas relacionada con el baloncesto.

Pues llevo ya 44, ni más ni menos. Comencé a jugar con 7 añitos, y mi primera experiencia al frente de un equipo fue con 14… Después retomaría los banquillos con 17, y hasta ahora, a mis 51 años.

Y… una característica principal de tu periplo es que siempre has estado ligada al basket de formación, ¿no?

Así es. He llegado a entrenar equipos de categoría senior, pero siempre dentro de la formación.

¿Por qué nunca has dado el paso a algún equipo más orientado a la competición?

Sinceramente, nunca he tenido la obsesión de dar ese paso. He sido feliz haciendo lo que hacía. Cuando podía haberme apetecido no tuve la oportunidad, y ahora que la he tenido, no me apetece. He sentido frustración alguna vez porque los mejores jugadores se iban a otros equipos, pero me reconfortan otras muchas cosas.

¿Como cuáles?

Por ejemplo, saber que sin mi exigencia habría habido ciertos jugadores que no hubieran continuado en el deporte y que posteriormente han disfrutado de ello durante bastantes años.

Después de 37 años en los banquillos y como conocedora en profundidad del baloncesto en su ámbito formativo, ¿qué cambios principales has advertido tú en el baloncesto de formación?

Personalmente, como te comentaré luego, lo disfruto más porque me centro en el sentido estrictamente deportivo. Pero los jugadores, en general, están mejor técnicamente y físicamente. Achaco esas mejoras a que existe mucho más nivel, muchos más recursos y muchos más medios. Y todo ello sumado al incremento en la cantidad de niños que se inician también…

Dentro de tu actividad, ¿qué valores consideras primordiales en la etapa de iniciación baloncestística?

Sin lugar a dudas, el compañerismo, el respeto al tiempo, espacio y al momento del prójimo… En definitiva, hacerles saber y ver que ya no son el centro del mundo, como en sus casas, y que ahora deben compartir el balón, aunque en ese caso tengan uno para cada uno… (risas)

Este año te has aventurado nuevamente a hacerte cargo de un gran número de niños de distintas edades. Entrenas al grupo de escuela, al grupo mini dividido en dos equipos, y a un equipo infantil llegado de participación. ¿Qué objetivos te has marcado con ellos?

Con el grupo de escuela lo tengo muy claro. Que disfruten, que se lo pasen muy bien, que le cojan cariño al baloncesto y que compartan el balón. En resumen, que se adhieran a nuestro deporte.

Los minis desprenden una gran carga de trabajo, ya que son 22 niños que generalmente entrenan juntos. Siempre desde la formación, estamos comenzando a exigir más por el hecho de que ambos van primeros en sus respectivas ligas y responden a los estímulos.

Los chavales infantiles son un grupo más pequeño, ya en canasta grande, y vienen de colegios. Nuestra meta es introducirles en la competición y desde luego que la reacción está siendo estupenda, estamos muy contentos.

cova2

Comentabas que el estar bien rodeado era un punto muy importante a favor…

Efectivamente. Somos varios entrenadores aunque hay muchísimos niños y casi no damos a basto. Pero contar con la figura del coordinador, con los eskola laguntzailes… es algo que ayuda mucho.

¿Cuántas horas dedicas semanalmente al baloncesto?

Prefiero no contarlas…(risas). Pero entreno todos los días, incluso un día en el CPT de Fadura porque las infraestructuras son insuficientes. Los domingos con el grupo de escuela, los sábados competición y entre semana todos los días.

¿En qué clubes has entrenado?

Actualmente estoy en el Getxo, muy contenta porque me he desligado de otros deberes que tuve en el pasado y puedo centrarme en el aspecto puramente deportivo. Antes estuve en el San Agustín, un club que creé yo, donde ejercía el papel de directiva y tenía que hacer trabajos administrativos. También pasé una etapa en Santurtzi, donde entré de la mano de Tomás Bediaga y donde coordiné jugar y entrenar. Además, estuve en el colegio Divina Pastora, entrenando a un grupo que estaba relacionado con el Getxo.

cova3

Si tuvieras que ofrecer un diagnóstico sobre el basket vizcaíno en su generalidad… ¿qué dirías?

Verdaderamente opino, en contra de muchos, que no está tan mal como se dice. Veo progreso y veo muchos jugadores con calidad. Lo he comprobado este año en el torneo del PIN. Pero sí que creo que hay una problemática con el asunto de los jugadores y las selecciones…

¿Qué problema percibes tú?

En mi opinión, deberían ampliarse las miras en ese sentido. Creo que deberían rotarse los jugadores para que no se acomodaran en esas posiciones y pudieran ofrecer lo mejor de sí mismos.

Está bien. Y… ¿en relación al sistema de competición?

Pues por un lado, no me agrada en exceso el 3×3. Creo que debería llegar primero el 3×3, en el primer año de premini, para posteriormente avanzar al 5×5. Otra cosa, evidentemente es el torneo del PIN.

Y por otro lado, en infantil se me queda corto lo de no poder hacer cambios y tener sólo 4 cuartos. Quizás con 6 períodos, o permitiendo cambios como en el sistema de competición normal podríamos mejorar ese apartado.