MENU
jesus-ituino-copas

Jesús Ituiño: “Contento por los resultados y, sobre todo, por el trabajo”

Los Campeonatos de Euskadi han terminado por esta temporada. Bizkaia ha completado una actuación brillante con 6 títulos de 8 posibles. El Director Técnico de la Federación Bizkaina de Baloncesto, Jesús Ituiño, hace balance y explica el funcionamiento y el trabajo que hay detrás de estos campeonatos, además de apuntar hacia donde se dirige la labor de las selecciones en estos meses mientras no hay competición de selecciones territoriales en el corto plazo.

Hace un par de semanas que ha terminado el Campeonato de Euskadi Mini y con él se cierra el ciclo de selecciones de Bizkaia de la temporada 16/17. El balance son 6 campeonatos de 8 posibles. ¿Qué valoración hace?

No puede ser otra que positiva. Sabemos que Bizkaia tiene un potencial mayor que los otros territorios, pero año tras año no conseguíamos que los resultados reflejaran la teórica superioridad. El trabajo que, de cara a la temporada, se empieza en junio ha tenido su reflejo en que las selecciones han conseguido ser “equipo” salvando coyunturas del juego a las que otros años no se lograba dar soluciones. En general, contento por los resultados y sobre todo por el trabajo llevado a cabo durante estos meses.

¿Hay algún título que haya sentado mejor que otro?

Cada selección tiene sus matices. Destacaría las victorias en la categoría junior por ser las que concentra a deportistas que ya están en un proceso avanzado de aprendizaje. En cadetes tenemos el inconveniente de que jugadores de Bizkaia emigren a otras comunidades para su progresión, por lo que tiene más mérito si cabe el título en chicos.

campeones-bizkaia

Otras temporadas se criticaba que Bizkaia arrasaba en minis pero que en juniors no se ganaba nada….

Es verdad que otros años parecía que el trabajo no tenía reflejo en las categorías superiores, pero creo que ya en cadetes hemos ido dado la vuelta a la situación y este año en junior también. Muchas veces nos quedamos con el resultado de dos partidos y es injusto dejar de lado el trabajo que los grupos hacen durante meses. En mini e infantiles tenemos grupos de trabajo más moldeables, en cadetes y junior la actividad de los clubes impide, a veces, desarrollar una programación más amplia. Estamos trabajando para ajustar todos los elementos y creo que poco a poco vamos consiguiendo los objetivos.

Como director técnico ha estado en todos los Campeonatos, ¿qué selección le ha gustado más por juego?

Yo me divierto un montón viendo a los más pequeños, pero este año me han gustado especialmente las chicas infantiles y junior. Han dado impresión de equipos compactos sin altibajos y sin depender de ninguna jugadora en concreto lo que hace que el juego de equipo sea más vistoso.  

Qué factor tiene más relevancia en la consecución de los títulos de Euskadi, ¿es una cuestión generacional, de trabajo, de seleccionadores?

Todo suma, el trabajo de preselección, la preparación en el mes de junio con los y las más jóvenes, las concentraciones en el CPT, la seriedad y el compromiso de los clubes con la Federación, el nivel de los equipos de trabajo.  Al final, repito, es un conjunto lo que hace que estemos satisfechos con el trabajo desarrollado.

Tampoco podemos olvidar el Programa de Tecnificación de la Federación que hace un seguimiento continuo de aquellos deportistas con capacidades para poder integrar selecciones a lo largo de su proceso formativo.

En los últimos años ha habido una apuesta importante por contar con seleccionadores que están o han estado en el baloncesto profesional o semiprofesional como Rafa Pueyo, Estitxu Ibarretxe, Imanol Adán, Oihane Ciruelos, Ibon López de Letona…, ¿van a seguir en la misma línea a la hora de captar seleccionadores? ¿qué aportan estos técnicos que no puedan aportar otros?

Desde que me hice cargo de la Dirección Técnica he procurado dar visibilidad a las personas que viven el baloncesto con vocación. Indudablemente el poder contar con gente que quiera hacer del baloncesto su proyecto profesional ayuda a dar calidad al trabajo, pero hay que arroparlos de gente joven con ganas de aprender y que las selecciones pueden ser una escuela importantísima en su desarrollo. El cuadro técnico de las selecciones ha contado este ciclo con 31 personas, unas muy experimentadas y otras en las que esta era su primera experiencia.

jesus-ituino-2

Y hablando de seleccionadores, ¿tiene ya sus equipos de trabajo para el próximo curso?

Estamos en ello. Queremos contar con los más adecuados pero hay que congeniar intereses particulares con los de la Federación y hay que hacer algunos ajustes.

Acabado el período competitivo, ¿qué labor tienen ahora por delante los seleccionadores?

Ya están explorando las competiciones. Se trabaja sobre listas base que se van modificando en la medida que se integran nuevos componentes que evolucionan o se descubren chicas y chicos que se han incorporado tardíamente el baloncesto pero que manifiestan cualidades suficientes para unirse al grupo seleccionable. Las topaketas con los minis de primer año es el trabajo inmediato a desarrollar para hacer un primer filtro de cara al año que viene.

¿Y dónde pone ahora el foco Jesús Ituiño en cuanto a selecciones se refiere?

En mantener entrenadores motivados, con método de trabajo, con mentalidad abierta a integrar al que tenga posibilidades de futuro. Las selecciones son un premio para técnicos y jugadores pero tienen que ser también centros de mejora de todos los elementos que participan en ellas. Hay que preparar muy bien las topaketas ( concentraciones locales de minis) y el trabajo en el Centro de Alto Rendimiento de finales de agosto. Trabajo no falta e ilusión por llevarlo a cabo tampoco.