MENU
jose-de-castro-Tabi

José de Castro: “Se supone que en la A2 no deberíamos de tener rivales”

Seguimos entrevistando a los técnicos de equipos bizkainos en competiciones de Liga Vasca para conocer sus aspiraciones, el momento que atraviesan, su balance de la primera fase de la competición. En esta ocasión todo un clásico como el Tabirako es nuestro objetivo, y en concreto el equipo Júnior Masculino.

Entre los Juniors de Liga Vasca compitiendo en A2 encontramos a Easo 99 Aitzgorri, Zast Zarautz ZKE, Loiola Indautxu 98, Atlético SN SN LARRUN-TECNUN, Mondragon Unibertsitatea y Tabirako Baqué, y es precisamente en los cafeteros en quienes nos centramos en esta ocasión. Un equipo que estaba destinado a competir en A1, pero que tras haber hecho una mala fase previa de clasificación se ha tenido que conformar con disputar la liguilla donde se pelean los que tratan de mantenerse, si bien ahora el objetivo de los durangarras es terminar en la cabeza de la tabla. Su técnico José de Castro se encuentra actualmente con “la moral un poco baja”, ya que esperaban ser más competitivos y estar luchando a día de hoy por una meta más ambiciosa.

Tras 4 encuentros, el Tabirako cuenta con un balance de 3 victorias y 1 derrota. A pesar de ello, la valoración que hace el entrenador no es nada halagüeña: “Partíamos con pretensiones de estar en A1, y sin embargo habiéndonos asentado en A2 el último partido ha sido bastante decepcionante por nuestra parte considerando que el resto son inferiores. Si hay alguno que nos puede poner en complicaciones es Easo con los que jugamos esta semana. Pero por lo demás se supone que no deberíamos de tener rivales, todo va en función de que demos el nivel o no”. Así mismo, subraya que deberían ser capaces de vencer casi todos los partidos y con solvencia.

De Castro ha seguido hablando después de la cantera que disponen, tradicionalmente bien cuidada desde los inicios. Según cuenta, la generación a la que él entrena es bastante buena, en estos momentos, con más jugadores de primer año que de segundo. “Son chavales que tienen bastantes posibilidades de subir a Primera Nacional y por lo general están bien formados. Nuestro problema es la falta de competitividad, el afán de querer ser mejores y tener la mentalidad que pueden incluso competir con equipos que son superiores a ellos”, comenta el entrenador gernikarra.

Hablando de esa carencia a la hora de tratar de superarse individualmente y de manera colectiva, el entrenador cita que en Bizkaia -en comparación con otras zonas de España-, esa es una de las facetas claramente por mejorar. “Hay chavales en particular que ves que se esfuerzan en la labor diaria, pero en conjunto no son constantes. Un día me apetece y dependiendo de los planes o quehaceres que tenga otro, no. Cualquier mínima excusa es válida para no acudir al entrenamiento o llegar tarde. Hay que hacerles entender que ésto no es una obligación, sino que vienen porque quieren y si apuestan por ello han de comprometerse. Por lo que yo he visto, quizá las chicas sean más responsables en ese sentido”, ha concluido.