MENU
  • PRESENTA UNAM-CANCHA
  • PRESENTA UNAM-CARAS
  • PRESENTA UNAM-CHICOS
  • PRESENTA UNAM-FAMILIA

Unamuno, un club bien armado y con futuro

Estamos en época de presentaciones de los clubes, uno de los últimos en hacerlo ha sido el Unamuno SK. Para esta temporada el club bilbaíno cuenta con 24 equipos, de los cuales 10 equipos son femeninos y otros 10 masculinos en categorías federadas, así como 2 femeninos y 2 masculinos en categoría infantil. El número de socios por su parte, supera los 200.

El acto tuvo lugar el pasado sábado 21 en el pabellón de La Casilla coincidiendo además con los partidos de dos de sus equipos masculinos de Liga Vasca. Aprovecharon por tanto el descanso entre ambos para hacer la presentación y realizar así la foto conjunta. Evento que viene muy bien para darle identidad al club, ya que los equipos utilizan diferentes instalaciones para entrenamientos y partidos, según comenta Jon Lacoume, entrenador del equipo senior de Primera división masculina y segundo técnico también en la segunda división femenina: “Queríamos que fuera un acto simple y así lo fue. Contamos con la presencia de representantes de Centro de Estudios Mikeldi y Bilbao Kirolak, que son nuestros principales colaboradores, y también acudió al acto Germán Monge como presidente de la Federación Bizkaina de Baloncesto. El ambiente fue estupendo y la asistencia y colaboración fueron máximas por parte de entrenadores, jugadores y familias.  Además, pudimos disfrutar de dos grandes partidos de nuestros chicos, en una cancha como La Casilla, en la que se respira puro basket”.

Su presidente, Bixente Orio, se muestra satisfecho con la labor que se viene realizando en la formación de jugadores/as y agradece en este sentido a los patrocinadores su implicación. Sin embargo, la  falta  de  recursos y facilidades en temas de canchas  es  una  asignatura  pendiente: “Nos haría falta en especial una cancha polideportiva cubierta, en la sede del Instituto Miguel Unamuno, en el distrito de Abando de Bilbao. Eso en cierto modo pone límites a la mejor y mayor participación de jóvenes en su trayectoria de formación deportiva de baloncesto en la ciudad, obligando al club a la dificultad de buscarse alianzas con otros centros educativos de la villa, a los que debe estar siempre agradecido”.

El alto volumen de equipos complica la distribución de las canchas y en ocasiones a  que técnicos hagan doblete en dirección de  equipos. Jon Lacoume es uno de ellos algo que asume con naturalidad. “No es la primera vez que entreno más de un equipo, pero entrenar dos equipos de categoría nacional, sin duda, es un reto para mí.  El año pasado Juan Carlos y yo trabajamos duro con el equipo de chicas y este año, pese a coger la responsabilidad de entrenar a los chicos, no he podido separarme del equipo femenino. Además, este año me he hecho cargo de la dirección deportiva de la sección femenina, por lo que se me ha hecho más difícil aún desvincularme del primer equipo femenino”, comenta.

 PRIMEROS  EQUIPOS

Actualmente las chicas son colíderes en Segunda Nacional, un grupo que en opinión de Lacoume viene trabajando duro desde el año pasado cuando el equipo estaba en construcción. “Esa química de equipo es la que está haciendo que en los momentos duros los resultados se estén tornando a nuestro favor. Además, son la bomba y aunque intentes ponerte serio siempre te hacen reír. Estamos muy orgullosos de ellas”,  destaca el entrenador de las azules.

Por otro lado, los chicos a los que Jon Lacoume entrena se sitúan en una categoría superior, en  Primera Nacional. Con respecto al pasado curso han sufrido una renovación total en cuanto al primer equipo se refiere. Los jugadores que el año pasado jugaban en EBA han dejado paso a los jóvenes que desde pequeños llevan compitiendo en el club, y por ello, quizá este año estén pagando la falta de veteranía en una liga tan dura como es la Primera Nacional. Aún así, el técnico confía en que con trabajo y paciencia logren asentarse. Es sabido que toda época de cambio requiere su tiempo.

Además de los primeros equipos,  los seniors del  club, en el último lustro Unamuno ha irrumpido fuerte en Liga Vasca tanto en júniors como en cadetes, lo cuál a su vez se ha convertido en un clásico en Euskadi: “Son un referente en el baloncesto bizkaino y junto con Tabirako aglutinan muchos de los mejores jugadores de Bizkaia. Gracias al IMD tienen a su disposición buenas instalaciones y cuentan con buenos entrenadores, Gorka González, Jon Bilbao, e Imanol Adán. Todavía queda mucho para poder competir con las mejores canteras de baloncesto pero me consta que se están dando pasos en ese camino”.

LAS PERLAS EMIGRAN 

Sin embargo, hay jugadores que se marchan por diferentes motivos cada temporada y en algunos casos no los pueden retener o tratar de convencer para que se queden. “Pese a que desde el pasado año hemos tenido relaciones con  Zornotza y Bilbao Basket, los jugadores están destacando muy pronto, y no teniendo cabida en estos clubes, están recurriendo a otras canteras con más medios que las nuestras. Otros están cruzando el charco en busca de algo más que baloncesto, estudios, inglés,… y nosotros estamos muy orgullosos de que este deporte les esté sirviendo para formarse como personas en otro país. Por último, también están los que terminada la etapa Liga Vasca en nuestro club refuerzan otros equipos bizkainos, de estos jugadores se habla menos pero nos hacen sentir igual de orgullosos”.

Por último, Lacoume ha dejado en clave varios objetivos de cara al futuro próximo: “El objetivo primordial es mantener y mejorar la estructura que tenemos ahora.  Asentar nuestros equipos nacionales senior y conseguir que las chicas junior y cadetes también participen en competiciones autonómicas. Por otro lado, estamos trabajando con las escuelas públicas del itinerario escolar de los centros de San Ignacio y Unamuno. Queremos ampliar la base del club ayudando a las escuelas con sus equipos infantiles, mini, pre-mini, multideporte y heziki, para que los chavales y chavalas de estos centros puedan seguir enganchados a la práctica deportiva una vez terminen su etapa escolar. En definitiva, tenemos mucho camino por andar y mucha ilusión para recorrerlo”.