MENU
jon beaskoetxea

Fallece Jon Beaskoetxea, alma mater del baloncesto en Bizkaia

Este pasado viernes nos ha dejado Jon Beaskoetxea, alma mater en el mundo del baloncesto en Bizkaia e incansable emprendedor de proyectos al que el Director Técnico de la Federación Bizkaina, Jesús Ituiño, despide en un texto al que nos sumamos.  

Difícilmente podemos entender la evolución del basket en nuestro territorio sin conocer la trayectoria de Jon. Comenzó como jugador en el año 1952, después entrenador, directivo y presidente del Patro durante los años 1982-86.… Impulsor de diferentes proyectos. 

La pasión que ponía en todo lo que hacía, conseguía que los que estábamos a su alrededor tratáramos de empujar los proyectos hasta el final. A principio de los años sesenta se empeñó en traer a Bizkaia el mini-basket y lo consiguió. Cerca de 200 equipos se incorporaron a la práctica del baloncesto en un solo año. Trabajó con entusiasmo para que el baloncesto se extendiera por todos los centros escolares. Eran años difíciles donde la dictadura pretendía controlar todos los centros de actividad, Jon lo entendió rápidamente e hizo del baloncesto un ámbito de libertad donde los jóvenes podían desarrollarse en el deporte impulsando los valores que para él eran incuestionables.

El Patronato fue su refugio y desde él promovió innumerables proyectos, Maristas, Caja Bilbao, Berrio-Otxoa, Colegio Vizcaya, Zornotza, Salleko, Kirikiño, Karmelo..etc. Siempre veía un lugar donde poner la semilla de una nueva actividad. Jon era incansable.

Ha marcado un estilo en el baloncesto, entrega a unos ideales, y sobre todo y eso lo remarcaba continuamente, siempre al lado del que necesita ayuda. El baloncesto era su disculpa para hacer grupo, barrio, equipo, sociedad.. entendía al baloncesto como instrumento para mejorar las condiciones de la juventud.

En su última etapa se ha dedicado a impulsar proyectos para su barrio, Solokoetxe, conseguiendo que las actividades culturales tengan una impronta especial en el barrio.

¡ Jon, eras incansable! Siempre dispuesto a colaborar, a trabajar por los demás. Jon has dejado una impronta difícil de superar y, sobre todo, has dejado una manera de hacer y sentir que otros intentaremos continuar.

ESKERRIK ASKO, JON!

Goian Bego