MENU
BIZKAIA, NAVARRA, SELECCIONES

Todo tipo de resultados para las selecciones bizkainas

Este pasado domingo ha sido una jornada intensa para las selecciones bizkainas infantiles y cadetes que jugaron dobles enfrentamientos con las selecciones de Navarra y Cantabria, respectivamente. Hubo resultados de todo tipo, victorias ajustadas y holgadas y derrotas del mismo calibre. Os resumimos los encuentros.

CADETE MASCULINA

Bizkaia se impuso a Cantabria en un partido muy disputado desde los primeros compases hasta el pitido final. Ninguna de las dos selecciones consiguió abrir hueco, la defensa zonal de los cántabros frenó por momentos a los nuestros hasta que los de Aitor Uriz, basándose en la superioridad bajo los aros y el ritmo alto en ciertos puntos del partido rompieron el choque hasta llegar al  66-73 final.

INFANTIL FEMENINA

Con varias bajas afrontó la selección que dirige Oihane Ciruelos su encuentro ante Navarra. El acierto en los lanzamientos exteriores hicieron fácil la victoria de Cantabria. Desde el inicio Bizkaia fue a remolque y aunque dio nuestras de querer reaccionar en varias ocasiones faltó constancia, además se encontró con unas navarras que demostraron un inusitado acierto en el tiro para esta categoría así que los intentos de reengancharse al partido fueron baldíos y colocaban al equipo cántabro en una cómoda ventaja. Al final 34-65.

CADETE FEMENINA

Las chicas cadetes cayeron derrotadas en la prórroga 79-73 después de disputar un intenso e igualado encuentro que deparó un toma y daca brillante. Partido de mucho ritmo y jugado con más acierto ofensivo que defensivo. Nadie se descolgó a nivel de acierto y sólo el desacierto en la línea de tiros libres (las bizkainas fallaron 20 tiros desde la línea) impidieron que la victoria viajara a tierras bizkainas. En conclusión, buena piedra de toque para ambos equipos, y trabajo por delante para las chicas de Txutxi Paredes.

INFANTIL MASCULINA

Victoria contundente la de Bizkaia ante Navarra. Los chicos pupilos de Naia Fernández arrancaron fallones pero la superioridad bajo los aros permitió el 12-0 inicial, una renta que sólo crecería en los minutos siguientes con una buena interpretación del contraataque. Se minimizaron las pérdidas, se probaron variantes defensivas  y las diferencias sólo pudieron crecer al 49-26 del descanso. No se volvió bien de vestuarios, de nuevo se cayó en la precipitación. Con más criterio y buscando más los tiros exteriores Bizkaia selló el contundente 76-37.