MENU
ciruelos, zornotza, oli

Oihane Ciruelos: “No he tenido ningún problema con ser mujer a la hora de dar una orden”

(FOTO: Zornotza ST) Ex-jugadora, con experiencia en equipos de formación y procedente del Leioa de Liga Vasca Júnior Femenino, seleccionadora de la Bizkaia en categoría Infantil Femenina, Oihane Ciruelos ha recalado esta campaña como ayudante en el equipo de Adecco Plata del Zornotza ST. Ciruelos, ha sido entrevistada por el Dpto. Comunicación de la FEB, reproducimos un extracto de dicha entrevista.

La joven getxotarra ayuda este año a Mikel Garitaonandia en todo un banquillo Adecco porque El ZornotzaSaskibaloi Taldea apostó por ella para sustituir a Fernando Azkune,baja por motivos personales. “Ella es una buena entrenadora y una gran trabajadora. La única adaptación que necesita es la que le exige la Liga, como a todos los nuevos. A mí me pasó el año pasado. El grupo la ha aceptado con naturalidad y el respeto se lo ha ganado con su trabajo. De momento no hay ningún inconveniente”, asegura el primer entrenador y gran valedor, Mikel Garitaonandia.

Oihane Ciruelos, jugadora de Irlandesas y UPV Álava, se licenció en 2008 en Estados Unidos tras estudiar durante tres años en Ciencias Actividades Físicas y Deporte Sport Management. Ahora, la ex base y joven entrenadora pone todos sus conocimientos a servicio del grupo en la Plata, tras haber entrenado con anterioridad al Irlandesas de Liga Femenina2 como ayudante y al Leioa de Primera Nacional, además de dirigir el júnior femenino de este club durante las dos últimas campañas. También es la seleccionadora infantil femenina de Bizkaia y en Zaragoza tuvo su primer contacto con el básquet masculino llevando un infantil.

Pero si algo caracteriza a esta entrenadora de 31 años,sobradamente preparada, es su atrevimiento y atracción por este deporte. “Realmente fui yo la que tomé la iniciativa. El gusanillo del básquet me hace atreverme cada temporada con nuevos retos. Eché un vistazo y toqué con esta oportunidad, sin esperarlo y un poco por curiosidad. Me pedía el cuerpo un poco de marcha y de meterme en este jardín. Siempre había seguido al equipo. Le pregunté a Mikel si tenía ayudante. Al final me llamó y nos pusimos de acuerdo enseguida. Fue una sorpresa cuando me dijeron que sí”, recuerda Oihane, que está dando el cien por cien para estar a la altura del reto. “Al principio empiezas a ver vídeos y no tienes a la gente muy localizada. Ahí sí que me tengo que poner las pilas,pero en el tema de juego es lo mismo. Sólo cambia la velocidad del masculino respecto al femenino. Mikel tiene mucha paciencia para repetirme cosas con la pizarra si es necesario. Creo que la Plata es una categoría muy bonita, con más riqueza táctica”, apunta la entrenadora del Zornotza.

Ciruelos reconoce la singularidad de ocupar un banquillo masculino en Plata, aunque lo afronta con naturalidad y la máxima profesionalidad. “Al principio estaba un poco a la sombra, pero ya estoy sintiéndome más cómoda. El grupo es muy majo a nivel humano. Los veteranos tienen la cabeza sobre los hombros y los jóvenes muchas ganas de trabajar. Los jugadores, con miradas y gestos también te hacen ver que te escuchan. Yo desde la humildad intento poco a poco crecer en el equipo. De momento no he tenido ningún problema con ser mujer a la hora de dar una orden o una indicación. Tengo un ‘feedback’ muy positivo y exploro hasta dónde puedo llegar para aportar”, explica la ayudante de Mike Garitaonandia.

La getxotarra derrocha ilusión y normalidad para afrontar el día a día y sentarse cada fin de semana en un exigente banquillo de Plata. “Al final las oportunidades deben llegar independientemente del género, aunque en mi caso ha sido un poco casualidad. Mikel me preguntó por mi formación, más que pensar en otro tipo de barreras. Hay clubes quizás más reacios y otros más abiertos de mente, que es el caso de Zornotza. El recibimiento de jugadores y directiva ha sido buenísimo, y eso te hace ir a entrenar con unas ganas locas”, asegura la entrenadora, que se plantea el futuro en función de sus sensaciones. Pero eso sí, siempre alrededor de una pelota de baloncesto… “Por mi trayectoria y formación, mi cabeza y cuerpo giran alrededor del deporte. Normalmente me muevo por sentimientos. Si este año acabamos todos cómodos y a gusto supongo que seguiré. La Plata es un sitio bonito. Las oportunidades, si no tienes a alguien que apueste por la mujer entrenadora, son difíciles. Me encantaría entrenar siempre… femenino o masculino”, concluye Oihane, todo un ejemplo de ambición y una pionera en los banquillos, que ha enseñado el camino de la igualdad de oportunidades en el mundo de la canasta.