MENU
  • zamarat, bizkaia, gdko, memorial, javi durango
  • zamarat, bizkaia, gdko, memorial, javi durango
  • zamarat, bizkaia, gdko, memorial, javi durango
  • zamarat, bizkaia, gdko, memorial, javi durango

I MEMORIAL JAVI DURANGO: CD Zamarat se apunta el tercer puesto

Madrugadora lucha por el tercer puesto del I Memorial Javi Durango entre Zamarat y Bizkaia GDKO que se acabaron apuntando las zamoranas al ganar 66-79 , en un partido muy equilibrado hasta el descanso y que se empezó a romper en el tercer parcial a favor del conjunto naranja.

Tras los 40 minutos que tuvo que atacar en zona el GDKO Bizkaia la jornada anterior ante Avenida pasó a la defensa individual de un Zamarat muy potente físicamente en todas sus líneas con jugadoras de la talla de Silva, Svitlica, Mieloszynska , Pirsic y Van den Adel que complicaban cualquier penetración.

Por todo sufrieron mucho en las inmediaciones del aro y en los uno contra uno las galdakaoztarras. Silva fue la que más daño hizo con 9 puntos en el primer cuarto. También tenía sus armas el GDKO y Molina y Roundtree eran una puesta segura en ataque. Por todo ello el marcador reflejó un 17-20 a los 10 minutos de juego.

La superioridad en las posiciones cercanas al aro de las zamoranas se mantuvo con la entrada de Pirsic. Con la croata en pista las naranjas endosaron un parcil de 0-6 que subía el 19-26 al marcador. Pero el Bizkaia GDKO le imprimió más velocidad al juego, intensificó la defensa y encontró el camino hacia el aro jugando de fuera adentro con Molina de estilete. Asi las bizkainas acumularon un parcial de 7-0 para el 28-29 de mediado el cuarto y se pusieron por delante en el marcador a 2 minutos del final, 36-35.  Al Zamarat tal vez le faltó el pase extra que había dado en los primeros minutos y eso lo aprovechó el GDKO para equilibrar el choque a 38 al descanso.

Con más ritmo volvió a pista el Zamarat. Control del rebote y contraataques que relazaban a las naranjas al 40-47 y obligaban al tiempo muerto del técnico bizkaino. Molina era la que se encargaba de resolver en el momento más crítico pero se encontró demasiado sola en tareas ofensivas y ahí abrió brecha el conjunto zamorano que afrontaba el último cuarto con 49-60 favorable.

La mayor profundidad de banquillo del equipo naranja permitió a éstas romper el choque mientras Liñeira y Molina, muy desgastadas por la falta de rotaciones exteriores por la lesión de Ramasco, no tuvieron fuerzas para liderar cualquier atisbo de remontada.

ESTADÍSTICA