MENU
Txutxi Solar Tecnificación

TECNIFICACIÓN: Txutxi Solar: “Queremos crear inquietud en aquellos jóvenes que quieran ser jugadores y jugadoras de baloncesto”

El Programa de Tecnificación de la Federación Vizcaína de Baloncesto de la temporada 13/14 ha echado a andar el pasado mes de noviembre. En esta nueva edición se ha dado una vuelta de tuerca más para tratar de “crear inquietud en aquellos jóvenes que quieran ser jugadores y jugadoras de baloncesto y no sólo jugar a baloncesto”, explica Txutxi Solar el técnico bizkaino que se encarga de la Coordinación de este Proyecto.

Precisamente con Solar hablamos para conocer más sobre la filosofía, la organización, el funcionamiento de este Programa.

Te encargaste de coger el relevo de Jorge Elorduy la pasada campaña, pero  este curso asumes la coordinación desde el primer minuto, ¿qué vamos a ver de nuevo en la Tecnificación y qué se mantiene?

En principio el buen trabajo realizado en años anteriores nos ha permitido tener una base de jugadores y jugadoras que harán que sea con ese listado y ese poso de conocimientos con el que vamos a arrancar, pero a partir de ahí realizamos nuevas aportaciones.

El primer gran cambio es que no hay una Operación Altura en una fecha concreta pero sí una Operación Altura Permanente, explícanos el funcionamiento.

Exacto, no hay Operación Altura en un día concreto porque a veces no hay niños y niñas que acuden porque no se han enterado o justo ese día no pueden. Hemos optado por habilitar un banner que ya lleva unas semanas operativo para que una persona de un club o centro escolar que en un momento dado detecta a una jugadora o jugador que puede ser interesante introduce sus datos en el formulario del banner. Cuando recojamos los banners, miramos quiénes entran en los parámetros de la Operación Altura y trataremos de ir a verlos.

¿Qué chicos y chicas son susceptibles de entrar en el Programa de Tecnificación? ¿Qué perfil estáis buscando?

Trabajamos 3 variables:

  • la genética, la herencia que es la altura, que es clave y marcaremos parámetros de alturas medias establecidas por rangos de edades (se pueden consultar PINCHANDO AQUÍ
  • el psicosocial, que a una persona le guste el baloncesto, que tenga una familia que le arrope, que tengan interés
  • el técnico-táctico, que entienda el baloncesto, que sepa interpretarlo.

En conclusión no nos centraremos exclusivamente con el, o la, que llegue a la raya y tampoco vamos a dejar fuera a aquellos que por muy poco no la alcancen, pero que los otros dos aspectos sí los cumpla.

Una vez que los niños, niñas y jóvenes entran en la lista de Tecnificación, ¿dónde y cómo van a trabajar?

Por un lado vamos a hacer sesiones de trabajo mucho más cortas, de una hora, además vamos a centralizar el trabajo en una sede para que haya un contacto entre los jugadores y jugadoras  pequeños y los mayores, vivir más el concepto del baloncesto en Bizkaia y esta temporada esa sede será Lauro porque cumple un requisito esencial, disponer de 3 campos a la vez.

Tú lideras este nuevo Proyecto pero ¿qué cuerpo técnico trabaja contigo?

Otra de las renovaciones de las que hablábamos antes está en el plantel de entrenadores y la estructura. El Director Deportivo, Iñaki Camarero, será el máximo responsable del Programa de Tecnificación y Detección de Talentos de la Federación, y yo seré el coordinador del proyecto. Junto a mí trabajarán Enero Izkara como responsable del área de dietética y nutrición y Javi Sáinz de la Maza del área de educación física. Ambos, más que en calidad de control, desempeñarán sus funciones como asesores, tanto para jugadores, madres, padres, tutores y entrenadores.

En dicha estructura contamos con seis entrenadores en pista que son Javi Badiola, José Núñez, Iván Frade, Josema Alcántara, Iñaki Landeta e Imanol Adán. Los 6 son Entrenadores Superiores de Baloncesto. Luego hemos creado la figura de colaboradores, son personas con las que contactamos a ver si estaban dispuestos a trabajar, y aunque no podían estar las 17 sesiones de trabajo sí se han comprometido a hacer labores de ir a ver a jugadores, participar en sesiones, informatizar el material, etc. Se trata de David Ruiz de Lazkano, Gaizka Barea, Jokin Kamiruaga, Aitor Uriz, Unai López y Josetxu González. Y salvo estos dos últimos, todos los técnicos tienen título superior.

Además, como se puede comprobar, son todos entrenadores de perfiles muy diversos a los que les une la ilusión, cariño por este proyecto y que también se lo queremos transmitir al resto del baloncesto bizkaino.

¿Cuántas sesiones y cómo se van a distribuir?

En total serán 17 sesiones, una primera de registro de datos y una última en la que se volverá a realizar dicho registro. Las otras 15 sesiones se dividirán en 5 bloques de trabajo. Haremos ciclos de 3 sesiones, 2 de técnica-táctica y otra de transferencia.

Como novedad, las sesiones se van a presentar mensualmente a los clubes y centros escolares para que las conozcan. Queremos crear un archivo de las sesiones de trabajo y otro paralelo de ejercicios con los que se pueda trabajar lo mismo y que los clubes y centros escolares podrán hacer con sus jugadores y jugadoras si lo estiman oportuno, tanto si tienen  jugadores y jugadoras en el Programa de Tecnificación y Detección de Talentos como si no.

También queremos que todos aquellos entrenadores y entrenadoras que quieran acudan a los entrenamientos, que serán a puerta abierta.

Y esa apertura a entrenadores y entrenadoras, ¿también es para padres y madres?

Sí, siempre que respeten el trabajo y no sean un elemento de distracción para el niño o la niña podrán presenciar los entrenamientos. Es más, los queremos hacer partícipes en sesiones en paralelo de nutrición como ya ha tenido lugar este domingo, y es que como decía anteriormente el entorno psicosocial el fundamental para los jugadores y jugadoras.

Por último Txutxi, ¿qué es lo que lleva un entrenador de tu dilatada experiencia a afrontar este nuevo proyecto?

Lo que más me satisface es la relación emocional con la propia Federación Vizcaína de Baloncesto, contar con un grupo de técnicos que me aporta aún más ilusión y un objetivo ambicioso que es crear inquietud a chicos y chicas que quieran ser jugadores de baloncesto, y no sólo jugar a baloncesto.